Santos mantiene su imagen favorable