Magistrado Iván Velásquez comprobó que esas sí eran las chuzadas en su contra