Arias se declara asaltado en su buena fe