Colombianos se apretarán mucho más el bolsillo en 2010