La Copa Mustang, ¿sin el América?