ElEspectador.com no los olvida. Mayor Murillo