Una mano de Henry le dio la clasificación a Francia