50 años del Alfa Romeo Giulia: recuerdos de un ícono

El 27 de junio de 1962 fue presentado en la pista de Monza uno de los modelos más emblemáticos de la marca italiana. Su diseño, tecnología y desempeño lo mantuvieron vigente por generaciones.

En el Campo de Pruebas Balocco, un circuito diseñado por Alfa Romeo a 60 km de Milán (Italia), para probar sus autos, concluirá este martes la celebración de los 50 años de uno de los modelos más representativos de la marca: el Giulia. Su desarrollo fue paralelo a la creación de este espacio que cuenta con 80 km de pistas, tanto asfaltadas como de tierra, donde se realizan test de tractores, vehículos deportivos y especiales.

Fanáticos de los carros, miembros de los clubes de Alfa Romeo y entusiastas de distintos países se reunirán para rendirle tributo al Giulia. También se ha creado un logo oficial que destaca la aerodinámica de esta berlina que conquistó a cientos de conductores alrededor del mundo.

Aunque desde 1978 no se produjeron más autos, el haber vendido un millón de unidades lo convirtieron en un ícono de la industria automotriz. Precisamente desde hace algún tiempo, los diseñadores y creativos de Alfa Romeo trabajan en una nueva versión ajustada al siglo XXI, de la cual se conocerán los bocetos muy pronto.

El Guilia pesaba alrededor de 1.000 kg, tenía motores entre 80 y 110 CV y caja de cinco velocidades. Con este modelo, Alfa Romeo se convirtió en uno de los primeros fabricantes de vehículos del mundo en colocar un motor potente en un auto de bajo peso. Otra de las bondades de este carro era el diseño. A pesar de ser conceptualmente simple, la parrilla frontal, las líneas del techo y los detalles del capó lo hacían único.

Adicionalmente, este auto lograba un coeficiente aerodinámico de Cx0,34, lo que se traducía en menor consumo de combustible y mayor eficacia. Esta característica hizo que muchos se refirieran a él como el vehículo diseñado por el viento. Su bajo coeficiente aerodinámico, estilo e innovación, al igual que el rango de variantes de carrocerías y opciones de motores disponibles, también contribuyeron a que se convirtiera en un éxito comercial y referencia de la marca italiana durante sus cien años de trayectoria.

Su acogida fue tan significativa, que a lo largo de los años sesenta surgieron varias versiones inspiradas en el primero, como el Giulia Sprint GT, el 1600 Spider Duetto y el 1750. De hecho, se conformó un equipo de carreras de Autodelta y Alfa Romeo que ganó en las pistas de todo el mundo con el Giulia TZ, el TZ 2, el Giulia GTA y el 33.

Temas relacionados
últimas noticias

Historia del lenguaje Porsche

BMW presenta en Colombia el nuevo Serie 4

Mercado automotor continúa su recuperación

Peugeot 5008, un deportivo de altas proporciones