Alfa Romeo Giulietta

La casa italiana presentó su nuevo modelo con un precio de introducción de $89’900.000. Además de ampliar su portafolio, quiere captar la atención no solo de los amantes de los autos deportivos sino de quienes buscan una opción en el segmento de los familiares compactos.

El nuevo Giulietta tiene un significado especial para la marca italiana Alfa Romeo. Y lo tiene porque su presentación se dio el año pasado, justo cuando se cumplía el centenario de una de las casas más emblemáticas de la industria automotriz, y el cual fue concebido como tributo a uno de los vehículos que hizo historia en la década de los 50, el Sprint, modelo equipado con un motor de 1.290 c.c. de 65 caballos de potencia. Y ahora, tras haber ganado muchos galardones, entre ellos el ‘Auto del Año en Europa 2011’, llega a Colombia con argumentos y con el deseo de ganarse un espacio en el segmento Premium, como poco a poco lo han hecho sus familiares, el Mito y el 159.

Para Colitalia, su representante en el país, de igual manera, era una fecha esperada pues consideran que este modelo, que bien podría ser visto como un “Mito grande”, va a ser fundamental para mantener el crecimiento sostenido en ventas, como lo expresó su gerente de mercadeo y publicidad, Bernardo Castro: “Es un sueño hecho realidad. Ahora es posible que los colombianos disfrutemos de un carro insignia del diseño y la deportividad. Para nuestra compañía es un orgullo traer al país este hatchback cinco puertas, con una línea deportiva y familiar que, sin duda, hará soñar a más de uno. Nuestro objetivo, con este modelo, es complementar el portafolio y darle más amplitud al consumidor. Alfa Romeo ha crecido este año (enero-agosto) al 200% y la gente se está dando cuenta de que es una marca Premium al alcance. Por eso nos hemos trazado metas de vender 60 unidades, en lo que resta del año”.

Para los colombianos el Giulietta no es un auto lejano. Y no lo es porque fue uno de los grandes protagonistas del pasado Salón Internacional de Bogotá, efectuado en noviembre de 2010 y, desde ese momento, se generó la expectativa sobre su presentación en sociedad, con un precio de introducción de $89’900.000.

El Giulietta, según sus creadores, “está hecho de la misma materia de los sueños”. Si bien el diseño, como en todos los modelos de la casa italiana, juega un papel preponderante, el corazón, representado en el propulsor, debe cumplir a la perfección con lo que se conoce en el sector de los automóviles como deportividad. Es decir, que responda a la perfección con los deseos de su conductor y que deje sentir su potencia con el solo toque del acelerador.

Y para ello aplicaron toda la tecnología, logrando un propulsor pequeño, de excelentes prestaciones y respetuoso con el medio ambiente (134 g/km de emisiones de CO2). Se trata de un 1.4 litro turbo que desarrolla 170 caballos de potencia a 5.000 revoluciones por minuto y un torque de 250 newton-metro a 2.500 rpm, con una velocidad tope de 218 kilómetros por hora y alcanzando una aceleración de 0 a 100 kilómetros en 7.8 segundos, y el cual se acopla a una caja de velocidades de seis marchas. Viene, además, con el sistema Start&Stop (gestiona el apagado temporal del propulsor y su posterior encendido) y cuenta con el sistema electrohidráulico MultiAir, que sirve para controlar los tiempos de apertura y cierre de válvulas de forma independiente, ajustando estos valores a la cantidad de fuerza exigida al motor a través de los pedales, sin utilizar la válvula mariposa.

Esta tecnología, en otra palabras, incrementa la potencia del 10 al 35% (un 15% más para los regímenes bajos); permite ahorrar hasta un 10% del combustible; y una reducción entre el 10 y el 25% de las emisiones de CO2 al medio ambiente; y 12% más de ventaja en la aceleración.

Con el Giulietta se puede también tener diferentes tipos de manejo, conocido como el DNA, que se pueden activar a través del menú de la pantalla. En la opción Dynamic, el motor, la dirección, el diferencial y el control de estabilidad están configurados en modo deportivo, por lo que el conductor se enfrenta a un vehículo más ‘alegre’; en la normal o estándar, se recomienda para carreteras de asfalto en seco, facilitando la corrección en el caso de tener virajes bruscos; y en la All Weather, el conductor tendrá más seguridad en entornos mojados o de baja adherencia.

El Alfa Romeo Giulietta, entre otras cosas, presenta una arquitectura totalmente nueva, denominada “Compact”, la cual fue diseñada para satisfacer las necesidades del piloto, en términos de agarre a la carretera, agilidad y seguridad, gracias a la suspensión especialmente diseñada, a un sistema de dirección de nueva generación y a una estructura rígida y ligera, construida con materiales de aluminio y acero de alta resistencia. El Giulietta trae de serie la suspensión delantera McPherson y la trasera Multilink (mayor uso de aluminio).

Entre el equipamiento de seguridad, cuenta con el Control Dinámico del Vehículo (VDC), sistema que se encarga del control de la estabilidad dinámica del auto, detectando y realizando un cálculo tanto del trayecto que desea realizar el conductor, como de la trayectoria que el vehículo lleva en ese momento. Si la diferencia entre ambos excede el margen de tolerancia, el sistema interviene mediante la aplicación de una fuerza de frenado a cada una de las ruedas y/o a través de la reducción o el incremento de la potencia del motor. El software del VDC integra el sistema de frenado y las funciones de control de tracción, como el ABS, el EDB, el ASR, el MSR y el sistema de frenos hidráulicos.

Además, el Alfa Romeo Giulietta viene con seis airbags (dos de ellos de múltiples etapas); cinturones de seguridad de tres puntos con pretensores dobles y limitadores de carga; sistema SAHR (auto-alineación y contención de la cabeza), dispositivo integrado en el respaldo de los asientos delanteros que, en caso de colisión, acerca el apoyacabezas a la nuca de los ocupantes, evitando el latigazo cervical.

Armonía completa

Exteriormente, el Giulietta se caracteriza por su diseño deportivo y mantiene la esencia de la familia Alfa Romeo, con su inconfundible parrilla triangular con el logo de la marca, además de entradas generosas de aire, que le imprimen un carácter fuerte y agresivo. Líneas laterales armónicas que rematan en la parte trasera y que se funden que las luces alargadas que rematan en la puerta del baúl. Y no podía faltar el spoiler superior (tercer stop incluido), sinónimo de deportividad.

Pese a ser un compacto, se trabajó en el espacio interior, el habitáculo, que puede albergar con comodidad a cinco personas y cuenta con un maletero de 350 litros. Las medidas del Giulietta son de 4.35 metros de largo, 1.46 metros de altura y 1.80 metros de alto, con una distancia entre ejes de 2.63 metros. Interiormente un Alfa Romeo siempre se caracterizará por la calidad de sus acabados, por la textura de su tapicería (proveniente de la fábrica Frau) y por un equipamiento completo, en el que la conectividad, algo propio de los autos modernos, es protagonista. Es así como el Giulietta viene con controles de radio y teléfono móvil en el volante, puerto USB para formatos MP3, WMA y WAV grabados en el móvil y el sistema de reconocimiento de voz Blue&Me, así como un sistema de audio de seis altavoces.

De serie viene con código inmovilizador; vidrios y espejos eléctricos; estribos en aluminio; apoyabrazos delantero con compartimientos; apoyabrazos trasero; control de temperatura bizona; control de velocidad de crucero; filtro de partícula antipolen; y rines de 18 pulgadas, entre otras cosas.

5 razones para elegir Alfa Romeo

Alfa Romeo es sinónimo de prestigio y deportividad. Un vehículo con estatus, con precios asequibles para lo que representa la marca en la historia de la industria automotriz. Para su propietario será un diferenciador.

El propulsor es una gran obra de ingeniería y responde a la perfección a las necesidades de quienes buscan una respuesta inmediata con el solo hecho de tocar el acelerador.

El DNA permite tener prácticamente tres carros diferentes en uno solo. Quienes buscan un auto con comportamiento netamente deportivo encuentran una buena opción con este sistema, sin desconocer que en el modo normal el comportamiento es muy positivo.

Para quienes se habían dejado seducir por el Mito, pero querían más espacio, el Giulietta es el ideal. Abre una nueva opción dentro del segmento de los familiares compactos.

El respaldo del Colitalia S.A. Esta empresa ha mostrado que vino para quedarse por mucho tiempo en el país y por eso tienen presencia en Bogotá, Cali, Medellín y próximamente lo harán en Barranquilla y Cartagena. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Mercedes-Benz actualiza el Clase C en Colombia

Democratizando la seguridad vehicular