AMG ya tiene su espacio

Mercedes-Benz inauguró el primer Perfomance Center en Colombia, en el concesionario de la calle 133 de Bogotá. Un espacio creado para vivir la experiencia de los deportivos de la alemana.

AMG no son sólo tres letras. Es la máxima expresión en deportividad de los automóviles de la marca alemana.

AMG no son tres simples letras sino un estilo de vida. Es el resultado de toda la experiencia de la marca alemana Mercedes-Benz en el apasionante mundo de las carreras y merece un espacio especial.

Así lo ha hecho en más de 300 lugares en el mundo y ahora ese privilegio le corresponde al concesionario de la calle 183 con Autopista, en la ciudad de Bogotá, en donde se abrieron las puertas del primer AMG Perfomance Center del país, que se constituye en el tercero de este tipo en Latinoamérica.

Se trata de un lugar de 90 metros cuadrados en donde es fácil sentir lo que significan estas tres letras y el cual fue concebido directamente por el equipo de diseño de AMG, con todos los elementos (hasta el mobiliario) importados directamente de Alemania.

“Este no es un punto de ventas sino un sitio creado para ser parte de la experiencia AMG. Un lugar en el que cualquier persona puede conocer más a fondo los vehículos y los programas que se hacen en el mundo. AMG es pasión, es perfección, es trabajo finamente hecho, todo para satisfacción de los afortunados compradores que pueden tener en sus manos una obra de arte automotriz. Esto lo podrán empezar a disfrutar nuestros clientes actuales y potenciales con la apertura de este centro”, expresó Héctor Corredor, vicepresidente comercial de Daimler Colombia.

Se caracteriza por una identidad única de la marca AMG dentro de la iniciativa de desarrollo de ofrecer un servicio más personalizado a todos los clientes, buscando proporcionar experiencia distintiva con el fin de establecer la columna vertebral de una experiencia de compra “de primera clase”.

AMG, estas expresivas siglas, son sinónimo del más alto rendimiento automovilístico, exclusividad y diversión dinámica al conducir. Tras 46 años de éxito, la marca simboliza, hoy más que nunca, una experiencia única de conducción.

Desde 1967, AMG se dedicó a tomar los automóviles Mercedes-Benz más refinados, atléticos y poderosos. La preocupación por cada detalle y la calidad evidencia el buen acabado interno y externo de los modelos superdeportivos.

La línea de producción de AMG tiene motores con más de 480 caballos de fuerza. Siguiendo su gran filosofía One man, one engine, cada AMG es desarrollado por un ingeniero que acompaña desde la preparación del bloque hasta la colocación del aceite y que al final asigna una placa en titanio con su firma.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Rush, la nueva apuesta de Toyota

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustang número 10 millones