Chevrolet Orlando tamaño familiar

Con tres filas de asientos y con un precio de $61.990.000, este modelo llegó para llenar un espacio que había quedado vacío tras la salida de la Zafira.

Uno de los objetivos que se ha trazado GM-Colmotores para mantener su liderazgo en el mercado colombiano es tener el portafolio más completo y entregarles a sus clientes alternativas en los diferentes segmentos. En el familiar, después de que la Zafira hubiera cumplido su ciclo, se extrañaba la presencia de un vehículo de tres filas de asientos, con capacidad para siete personas, pero esa ausencia terminó en el pasado Salón Internacional del Automóvil de Bogotá, con la llegada de la Orlando.?

Y poco a poco este modelo, con un diseño moderno y con una funcionalidad en cuanto a espacio y prestaciones, se ha ido ganando su puesto en un segmento que día a día llama más la atención de los colombianos, pues lo ven como un multipropósito, tanto para la ciudad como para los viajes por carretera.?

Es claro que dentro de los aspectos más valorados en este tipo de vehículos están las tres filas de asientos, pues gracias a ellas se puede albergar en el interior a siete pasajeros, pero además, por sus diferentes configuraciones, se pueden obtener diferentes tipos de carga, dependiendo de las configuraciones. En este modelo, por otro lado, los asientos tienen una acomodación tipo cine, con el objetivo de que los ocupantes de las filas posteriores tengan siempre una clara visual del panorama, algo que se agradece sobre todo en los viajes por carretera.?

Definitivamente la flexibilidad del espacio es un aspecto para destacar. Por ejemplo, cuando se habilita la tercera fila de asientos, el espacio del maletero es de 89 litros, pero si solo se hace el uso de las dos primeras, este se puede extender hasta los 454 litros. Si se necesita un espacio mayor, se puede llegar hasta los 1.499 litros de carga, abatiendo también la segunda fila.?

Otra palabra clave para los creadores de la Orlando es la comodidad interior para los ocupantes. Es así como el espacio de las rodillas, tanto para el conductor como el acompañante, es de 1.034 mm, mientras que los pasajeros de la segunda fila tienen 917 mm.?

Con un ambiente agradable, el conductor cuenta con una posición ergonómica de manejo y con una gran facilidad de acceder a los diferentes controles. La textura de los asientos es en tela y en las noches presenta una iluminación azul relajante, denominada “Blue Sensation”, tanto en el tablero como en el panel frontal. De serie, viene con sunroof eléctrico, radio MP3 con puerto USB+AUX, guantera “secreta” ubicada detrás del sistema de audio (donde se encuentra el puerto USB para conectividad de MP3 y iPod).?

Pero no solo Orlando es sinónimo de comodidad, sino que también se desempeña de manera adecuada, pues monta un propulsor (con bloque de aluminio) de inyección directa de 2.834 centímetros cúbicos (2.4 litros) de cuatro cilindros y 16 válvulas, el cual desarrolla 175 caballos de potencia. Además, cuenta con sincronización variable de válvulas (VVT). La transmisión es automática de seis velocidades, que se caracteriza también por un control manual secuencial (tap up tap down) para una conducción más deportiva, especialmente en carretera.?

La dirección, entre tanto, es asistida eléctricamente, mientras que la suspensión delantera independiente es tipo McPherson con tijeras de aluminio, resortes helicoidales y barra estabilizadora anclada por bujes hidráulicos y la trasera es semi-independiente, con barra de torsión en forma de “U” y bujes hidráulicos.?

En materia de seguridad, la Chevrolet Orlando cuenta con frenos de disco en las cuatro ruedas, con sistemas ABS y EBD (Distribución Electrónica de Frenado), doble airbag para conductor y pasajero, así como barra de protección de acero en puertas y columna de dirección con absorción de impacto.