En Colombia no para venta de motos

Hasta septiembre, la comercialización de estos vehículos había crecido 2,6%. En 2016 se espera un comportamiento similar.

La fiebre por las motos en Colombia no cesa. Por las carreteras de las diferentes ciudades ruedan más de cinco millones de motociclistas, que han convertido a este vehículo en su forma de desplazamiento, incluso en su herramienta de trabajo. Un medio de transporte que por su eficiencia y bajo costo es popular tanto en las ciudades como en las zonas rurales y que, además, cumple un papel preponderante en el desarrollo económico y social del país.

La comercialización de motocicletas sigue creciendo y las previsiones para este año eran bastante optimistas. Sin embargo, la repentina subida del precio del dólar tuvo una afectación en este mercado que, aunque ha mantenido las ventas por encima de las cifras de 2014, no arrojó los resultados esperados por la industria. Según cifras de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi, a septiembre de 2015 se registraron 507.228 unidades, es decir, 2,6% más que en el mismo período del año anterior.

Por otra parte, de acuerdo con el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT), en 2014 hubo 659.421 matrículas de nuevas motocicletas, lo que representa un incremento del 6,3% con respecto a 2013, con una participación mayoritaria de Bogotá (13,3%)y Medellín (11,8%). María Juliana Rico, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi, explica que este año el crecimiento de este sector ha sido acorde con el del Producto Interno Bruto (PIB). Sin embargo, señala, “es menor que el de los años pasados”.

Como es natural, detalla Rico, la evolución de la tasa de cambio ha tenido un efecto negativo sobre los precios de las motocicletas y, por ende, sobre los resultados de las ventas, con un menor impacto para los productores nacionales respecto de los importados. Las empresas que lideran el mercado son Auteco, Incolmotos-Yamaha, AKT Motos, Fanalca-Honda y Suzuki Motor de Colombia, seguidas de Hero Motors, un nuevo jugador, con una planta de producción ubicada en Villa Rica, Cauca.

El precio del dólar también ha afectado al sector de motopartes, incrementando el precio de los productos cerca del 30%. Tulio Zuluaga, presidente de la Asociación del sector automotor y sus partes (Asopartes), advierte, además, sobre otros problemas que trae para la industria el hecho de que las partes y los repuestos sean ahora más costosos. “Lamentablemente, al tiempo que hay una subida en los precios, también aumentan el contrabando y el negocio ilegal de partes de motocicletas —incluso robadas— y, aunque hay una prohibición expresa de esta actividad, quienes delinquen no son castigados con severidad”, aduce.

Lo cierto es que aunque el alza del dólar esté teniendo un efecto en el consumidor final, las motos se siguen comercializando a un buen ritmo, sin grandes contratiempos y con precios más o menos estándar. No hay certeza de cómo se comportará el mercado en 2016, pero las distintas macas esperan que las ventas sean similares a las de este año, con una leve reducción de las matrículas.

600474

2015-11-20T22:42:41-05:00

article

2015-11-20T22:52:39-05:00

none

Redacción Autos

Autos

En Colombia no para venta de motos

35

3062

3097

 

Otra marca se une a la movilidad eléctrica