Conectividad mientras maneja

Las grandes marcas de la industria automotriz han identificado que para ser competitivos en el mercado y conquistar nuevos clientes, se requieren aplicaciones que le proporcionen al conductor una experiencia tecnológica completa.

Tener un carro dejó de ser un medio exclusivamente para transportarse de un lugar a otro y se convirtió, desde hace muchos años, en una adquisición valiosa a la que se le añaden extras con el fin de imprimir una diferencia que otorgue bienestar, seguridad y, por qué no, orgullo de ser conducidos. Pero ¿qué es lo que realmente esté generando una mayor acción de compra?

Hoy en día, varios modelos premium de las marcas más reconocidas del mundo que tienen sede en Colombia, están apostando por la inclusión de sistemas tecnológicos que realmente les den una ventaja frente a los demás.

Con un consumidor que desea estar conectado todo el tiempo —piense en el caos que generó la falla de Blackberry recientemente—, los vehículos están ofreciendo la posibilidad de que la persona reciba y consulte la información que le interesa y necesitamientras maneja.

Por eso es cada vez  más común que los que se encuentren al volante sepan qué está pasando en su timeline de Twitter con sistemas que les leen los tweets sin que  pierdan la vista del camino y se distraigan. O también la utilización de algún comando de  voz que  active una de las canciones que se encuentran almacenadas en cualquier tipo de reproductor de música como un iPod.

Así lo comprobaron los desarrolladores de software de Ford, que consiguieron darle  la opción al cliente de escoger un tema musical con sólo decir tocar. “Tenemos alianza con Nuance, una de las empresas más prestigiosas en el reconocimiento de voz. Con ellos se desarrollaron todos los algoritmos para que se puedan reconocer diferentes voces de distintas personas, independientemente de la entonación. Funciona en español perfectamente”, cuenta Jorge Vivas, gerente de mercadeo de Ford Colombia.

La marca americana fue una de las pioneras en conectividad con el sistema Sync, desarrollado por Microsoft, que fue lanzado en el país en 2009 y con el que se le dan órdenes al carro con sólo pronunciar las palabras correctas. Es uno de los que más se actualizan y ya  está disponible en los modelos de cualquier gama.

Por su parte, BMW introdujo ConnectedDrive para consumidores que pretenden estar al tanto de su mundo exterior cuando están dentro del vehículo con actualizaciones constantes del correo electrónico o mensajes de texto que son leídos por el sistema. Asimismo, con el programa existe la posibilidad de que el conductor tenga una vista de 270º a través de cinco microcámaras incorporadas en el vehículo, que proyectan la imagen en la pantalla central de alta resolución.

Lo cierto es que, sea para ayudar a la seguridad de los pasajeros —reductor de velocidad, cinturones más avanzados, alertas del entorno— o para hacer una sincronía con la información que proviene de internet y de la que el conductor se entera en un recorrido, sin necesidad de quitar las manos del volante, las marcas de la industria automotriz concuerdan en que la ventaja competitiva actual está en la innovación en los desarrollos tecnológicos, sobre todo si el perfil del consumidor está íntimamente ligado a lo on-line.

Temas relacionados

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F

El carro que busca competir con las aerolíneas