El aliado empresarial

La marca de camionetas chinas DFSK se propuso impulsar una alternativa más económica y amable con el ambiente: el gas natural.

Camioneta de trabajo DFSK.
Camioneta de trabajo DFSK.

La oferta de vehículos de trabajo —para carga y pasajeros— es cada vez mayor. Al país han llegado numerosas marcas chinas que compiten con otros utilitarios como Chevrolet, Kia, Renault, entre otros. Una de las virtudes de estos nuevos adversarios son sus precios, entre los $20 y $25 millones. La marca DFSK, que nació de la unión de dos compañías chinas (Dongfeng Motor Group y Sokon Motor Group), ya superó la venta de un millón de unidades en el mundo.

Esta empresa, que está peleándose una porción de la torta de los utilitarios, llega con una económica y atractiva propuesta. Gracias a la alianza Praco Didacol, NGV Motori y Gas Natural Fenosa se pondrá en marcha un plan piloto para que 150 compradores de las camionetas DFSK puedan llevarse como equipo de trabajo un vehículo que funciona con gas natural y permite optimizar el gasto de combustible.

Esta estrategia, exclusiva para Bogotá y que aplica para vehículos que tienen matrícula de servicio público, incluye la instalación gratuita del sistema de gas vehicular.

Según el fabricante chino, las camionetas cuentan con un reductor de presión, una válvula de carga, una de corte y un riel inyector. Las DFSK, además de ser una buena opción para pequeños empresarios, tienen el respaldo del fabricante del sistema de conversión a gas natural vehicular de origen italiano GNV Motori.

 

últimas noticias

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustan número 10 millones

Mini actualiza su portafolio en Colombia