Periodismo y posconflicto: retos y desafíos para el próximo cuatrienio

hace 1 hora

El año de Subaru

La marca japonesa invertirá US$10 millones en el país. El desafío es crecer 130% y conquistar las calles colombianas.

La Subaru Forester se destaca por mejoras en seguridad, como los espejos laterales que ahora van en la puerta y permiten una visión de 180 grados.
La Subaru Forester se destaca por mejoras en seguridad, como los espejos laterales que ahora van en la puerta y permiten una visión de 180 grados.

Los primeros meses del año han sido bastante atípicos para la industria automotriz. El mercado en vez de crecer experimentó un decrecimiento cercano al 30% entre enero y marzo. Las 310 mil unidades que se esperaban comercializar en realidad fueron cerca de 280 mil. Sin embargo, abril tuvo un comportamiento distinto —se vendieron 25 mil vehículos—, que nuevamente despertó el optimismo en el sector e impulsó audaces planes estratégicos por parte de compañías como la japonesa Subaru, una marca líder en seguridad y calidad, cuyos modelos son perfectos para la topografía colombiana.

Su gerente para el país y Panamá, Giovanni Robles, luce contento. El gran reto que asumió este año: vender más de mil unidades, le ha impreso emoción a su labor. Pero además le ha hecho ver que llegó el momento de que más personas puedan acceder a un vehículo de la calidad y las prestaciones de un Subaru.

La mitad de los clientes de la marca en Colombia compran sin financiación. La idea es que para el resto se implementen planes cada vez más atractivos, 0% de interés, a 48 meses y precios llamativos que permitan que alguien que no tiene un poder adquisitivo alto pueda disfrutar de una Outback, un Impreza o la nueva Forester. Pero eso sí, que se diferencien de la competencia que también ha encontrado en las estrategias de financiación la respuesta para impulsar las ventas.

La seguridad es uno de los factores estrella de los modelos de Subaru. Robles explica que los reconocimientos internacionales que han obtenido en este aspecto y la bajísima siniestralidad son fruto de la filosofía japonesa que caracteriza la marca. “El producto es la prioridad y la calidad el foco fundamental”. Infortunadamente, dice, “no todo el mundo sabe lo que tenemos”. Se ha construido el imaginario de que un Subaru es un carro muy bueno, pero muy costoso. “Cuando en realidad hay modelos excepcionales ,como la nueva Forester, automática, con airbags e innovaciones tecnológicas, desde $69 millones”.

Además de los mínimos índices de accidentes, los carros Subaru tienen otra ventaja y es que pasan inadvertidos, lo que ha garantizado que los robos también sean muy escasos. Justamente por esto es que la mayoría de clientes de la marca japonesa son empresarios que quieren disfrutar de una increíble máquina en términos de eficacia, comodidad y potencia, pero asimismo ser muy discretos, pues por lo general son personas que los fines de semana viajan fuera de la ciudad a gozar de un par de días de descanso en sus fincas.

Otra característica que le imprime valor a un Subaru es que son modelos 4x4. Y tener este tipo de sistema de manera permanente, advierte Robles, no solamente es ideal para sortear terrenos difíciles, sino, por ejemplo, evitar que el carro se deslice cuando la calle está muy mojada. “Esa idea de que el 4x4 es sólo para carretera quedó atrás, pues se ha visto que en la ciudad también brinda grandes prestaciones”. 

La millonaria estrategia de Subaru para este 2013, se tiene previsto invertir US$10 millones,  incluye la apertura de nuevos concesionarios. Hasta el momento hay ocho, pero el propósito es inaugurar entre tres y cuatro más en ciudades consideradas estratégicas, como Bucaramanga, Cúcuta, Cartagena y Santa Marta. En este momento, revela Robles, se está estudiando si la mejor alternativa es que sean propios o a través de un tercero.

Finalmente, habrá varias sorpresas durante el año para los antiguos y nuevos seguidores de la marca. Por ahora los esfuerzos estarán concentrados en dar a conocer los tres nuevos vehículos: Forester, Outback e Impreza. El primero se destaca por ofrecer una mayor visibilidad y tener una caja de cambios excepcional. El segundo, lanzado a finales de 2012 en Bogotá durante el Salón del Automóvil y del cual se comercializaron 14 unidades en la preventa, descresta con su versatilidad. Es el carro más vendido en las ciudades del norte de Estados Unidos por su desempeño en la nieve. Y, el último, el Impreza, un sedán 4x4, garantiza un comportamiento único en las carreteras colombianas.

Subaru,  a toda velocidad

130 por ciento aspira crecer la marca en el país durante 2013. Para lograrlo se lanzarán innovadores vehículos y se abrirán tres o cuatro nuevos concesionarios.

10  millones de dólares invertirá Subaru en Colombia. La meta: vender más de mil unidades este año y hacer asequibles sus modelos a más personas.

Temas relacionados