El auto con vista de 360 grados

Jaguar y Land Rover adelantan investigaciones que le permitirán al conductor tener una visión completa de lo que sucede fuera del vehículo, a través de imágenes en el parabrisas.

Jaguar y Land Rover desarrollan un sistema con un auto virtual que guía al conductor y lo lleva a un lugar específico.

Poner la tecnología al servicio de los conductores sigue siendo uno de los objetivos de los ingenieros de las marcas automotrices. Un ejemplo claro es el proyecto que adelantan Jaguar y Land Rover, enfocado en el desarrollo de un sistema que ofrezca a los conductores una vista de 360 grados de su vehículo, sin la interrupción de los pilares que sostienen el techo, y así tener cero puntos ciegos para el conductor.

Una pantalla se incrusta en la superficie de cada pilar dentro del vehículo y toma un video en vivo a través de cámaras que cubren los ángulos fuera del automóvil.

Peatones, ciclistas y otros vehículos serían visibles en todo el automóvil, y mediante la combinación de los pilares “transparentes” y una pantalla avanzada de alta calidad, el movimiento de otros usuarios de la vía podría destacarse con una aureola en la pantalla del parabrisas virtual del vehículo, haciendo que el conductor pueda verlo todo.

Al cambiar de dirección, al mover la cabeza para mirar por encima del hombro durante una maniobra de adelantamiento o cuando el vehículo se acerca a un cruce, el sistema haría automáticamente que los pilares del lado se vuelvan transparentes y que no queden puntos ciegos.

El doctor Wolfgang Epple, director de investigación y tecnología de Jaguar y Land Rover, explica que el “objetivo final es reducir los accidentes de tránsito y mejorar la experiencia de conducción urbana. El equipo de investigación de Jaguar y Land Rover está desarrollando estas tecnologías para mejorar la visibilidad y dar al conductor la información correcta en el momento adecuado. Si podemos mantener los ojos del conductor en la carretera y presentamos información de una manera que no distraiga, podemos ayudarlo a tomar mejores decisiones en los entornos de conducción más exigentes y congestionados”.

El potencial total del “Parabrisas Virtual Urbano 360” se logrará al conectarse este a la nube. Una vez enlazado el automóvil a la infraestructura de carretera y las empresas en el paisaje urbano, el parabrisas podría presentar información que va desde los precios de la gasolina en estaciones de servicio o el número de plazas disponibles en un parqueadero, para que los conductores no tengan que buscar esa información por sí mismos.

El automóvil conectado también podría mejorar la navegación. Por eso el equipo de Jaguar y Land Rover está desarrollando la tecnología de navegación para autos Siguiendo Mi Fantasma, la cual proyecta en el parabrisas la imagen de un vehículo delante del automóvil del conductor, para que la siga y giro a giro lo lleve a su destino.

Temas relacionados