El bólido para un nuevo capítulo

Juan Pablo Montoya, dos veces campeón de las 500 Millas de Indianápolis, volverá a las pistas de la mano del Acura Racing eXperimental Generation 5, un vehículo capaz de generar más de 600 caballos de potencia.

/ Cortesía Acura Motosport

Faltan 98 días para que ondeé la bandera verde para el inicio de la 56ª edición de las míticas 24 Horas de Daytona. Esta competencia de duración, que se celebrará entre el 27 y 28 de enero de 2018, marcará el retorno de tiempo completo de Juan Pablo Montoya a las pistas de Norteamérica.

La temporada 2017 fue bizarra para el bicampeón de las 500 Millas de Indianápolis. Tomándose un “sabático” de las pistas, el colombiano aprovechó para acompañar a su hijo Sebastián, que está siguiendo sus pasos como automovilista, por las pistas del mundo. También, compitió en dos validas de la IndyCar y fue designado por la categoría como piloto de pruebas para el monoplaza del próximo año.

Además, como preparatoria a la temporada 2018, Montoya compitió este mes en la Petit LeMans, una difícil competencia de 10 horas de duración que cerró la presente campaña del IMSA Weathertech Sportscars Championship, campeonato en el que correrá el próximo año.

En esta competencia, Montoya compartió los mandos de su vehículo con sus colegas y coequiperos de la IndyCar, Helio Castroneves y Simon Pagenaud.

El trío del Team Penske logró la Pole Position y en la carrera superaron a una variedad de adversidades para subirse al tercer escalón del podio. Un gran resultado, teniendo en cuenta que ni el equipo, ni los pilotos habían competido en este serial por varios años.

Refiriéndose a la competencia, el tricampeón de las 24 horas de Daytona dijo: “Fue una carrera muy emocionante. Este campeonato es una locura. Estoy emocionado por el próximo año. Ojalá pudiéramos comenzar mañana”.

Lo mostrado por Montoya y su equipo en la Petit LeMans da muchas razones para emocionarse por la próxima temporada, que también marcará el retorno del Team Penske al campeonato IMSA y a las competencias de duración.

Hablando sobre el regreso a las competencias de resistencia, Roger Penske, director del Team Penske, dijo: “Este tipo de carreras siempre han sido un componente integral de la historia de nuestro equipo. Revivir este programa siempre había sido una meta para nosotros”.

El fabricante aliado para completar esta fórmula que promete ser ganadora, será Acura, la división de autos de lujo de Honda, que también estaría haciendo su regreso a las competencias de resistencia, en la categoría de prototipos.

Para esto, el constructor japonés ha diseñado el radical prototipo ARX-05 (Acura Racing eXperimental Generation 5), basado en el chasis de origen francés Oreca 07. El agresivo y emocionante monoplaza estará propulsado por el AR35TT, un motor V6 biturbo de 3,5 litros, capaz de generar más de 600 caballos de potencia.

Art St. Cyr, presidente de Acura Motorsport, se ha mostrado entusiasmado por el regreso de la marca japonesa a la categoría de prototipos del campeonato IMSA. “Desde el inicio, Acura ha competido y ha sido muy exitosa. El ARX-05 será nuestra quinta generación de prototipos y esperamos grandes cosas de nuestra alianza con el Team Penske”, dijo.

El esfuerzo de la alianza anglo-japonesa entre Team Penske y Acura para 2018 constará de dos prototipos ARX-05 para competir en las 12 válidas del IMSA Weathertech Sportscars Championship.

Uno de los autos será compartido por el colombiano Juan Pablo Montoya y el estadounidense Dane Cameron. El otro lo será por el brasileño Helio Castroneves y por Ricky Taylor, de Estados Unidos. Estos cuatro valerosos, talentosos y veloces corredores, serán los encargados de dejar en alto las banderas del Team Penske, de Acura y por supuesto, de sus países por las pistas de Norteamérica, iniciando por la emblemática Daytona, en enero del próximo año.

Sobre el nuevo reto que afronta en su carrera profesional, Montoya dijo: “Cuando Roger (Penske) me preguntó si me gustaría hacer parte de esta nueva operación con Acura, fue una decisión sencilla. Siempre me han gustado las competencias de duración. Definitivamente será desafiante, pero va a ser muy divertido desarrollar un nuevo auto con Acura. Me siento entusiasmado por poder hacer parte de este nuevo capítulo con el equipo”.

Hay mucha emoción y expectativa por el nuevo capítulo que inicia Juan Pablo Montoya en su carrera deportiva, junto al Acura Team Penske. Verlo de regreso en las pistas es un motivo de orgullo y entusiasmo, pues el siempre veloz, talentoso y sorprendente colombiano de 42 años, hará que hierva la ilusión y crezca el sueño de ver de nuevo a la tricolor en lo más alto del podio. Desde ya se calientan motores para la temporada 2018.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Mercedes-Benz actualiza el Clase C en Colombia

Democratizando la seguridad vehicular