Entrevista con Antonio Antela

El potencial de Colombia según BMW

El CEO de BMW para Latinoamérica destaca el comportamiento de la marca alemana en el país y el trabajo hecho por Autogermana, el importador. Ve una región sólida y con una voz más fuerte ante la casa matriz.

Antonio Antela, CEO de BMW para Latinoamérica. / Cortesía

Antonio Antela lleva a BMW en el corazón, pues su idilio con la alemana comenzó hace 24 años, al cabo de los cuales ha tenido grandes responsabilidades. Fue el encargado de la marca en el sur de Europa y la máxima cabeza en Sudáfrica, sumando la experiencia necesaria para asumir el cargo de CEO para Latinoamérica, donde tiene bajo su responsabilidad 25 mercados, entre ellos el colombiano.

El directivo estuvo de visita en el país, con motivo de la inauguración de la nueva sede de Autogermana en Bogotá (calle 198 con Autopista Norte), y compartió su visión de la marca y la industria con El Espectador.

Desde el año pasado BMW decidió integrar a Latinoamérica en una sola región, desde México hasta Argentina. ¿Cuál fue el objetivo de esta decisión?

Uno de los objetivos es la optimización de los productos para los mercados. Tener una planta en San Luis Potosí, en México, que se suma a las dos que tenemos en Brasil, nos va a ayudar en ese objetivo. Además, nos permite tener una voz más fuerte frente a la casa matriz. Y los resultados se han visto. Somos líderes en el mercado, con un muy buen desarrollo en todos los países. Estamos muy felices con lo obtenido y el cambio ha sido muy exitoso. Algo importante es que nuestros importadores también están en una mejor posición en temas de rentabilidad. Si les va bien querrán seguir con nosotros y hacer inversiones importantes, como lo vemos con Autogermana.

¿Cómo se ve beneficiado Colombia y su importador Autogermana?

Sin duda alguna nos permite ser más rápidos en temas de decisiones de comunicación con Alemania. Esta es una región con un poder muy importante y eso genera más responsabilidad, pero a la vez más presupuesto. Estamos hablando de 40.000 unidades, lo que sin duda hace que la puerta sea más grande y reitero una palabra, más fuerte, y eso nos va a ayudar a todos los países, entre ellos Colombia.

¿Y cómo es la relación con Autogermana?

Al final de la semana pasada nos reunimos en Palm Springs, en California, con el objetivo de premiar a los mejores importadores de la región y Autogermana se llevó el primer lugar, algo que dice mucho. Son líderes en el segmento premium, pero también ofreciendo los mejores servicios y atención al cliente, algo que es muy importante para nosotros.

¿Cuál es su percepción de Colombia y la de su casa matriz?

Mi hijo hace tres años estuvo en Colombia y quedó encantado. Él me decía que veía muchas oportunidades y pienso que no se equivocó. La casa matriz, de igual manera, ve mucho potencial para crecer, pero debemos hacerlo con mucha responsabilidad y sensibilidad. No hay que empujar por empujar, siempre hay que mantener un balance y eso es saludable para todos. Colombia es uno de los tres mercados más importantes de la región y si bien existen algunas restricciones para los vehículos, hay que pensar en nuevas posibilidades y darles soluciones a los clientes.

Por su experiencia, ¿cómo analiza al cliente premium?

Hay muchas diferencias en todo el mundo, pero acá yo veo que les gusta la deportividad, no obstante de igual manera se enfocan en la sostenibilidad.

¿Cuáles han sido los principales logros de BMW, ahora como región?

No quiero presumir y si bien soy muy crítico, estoy muy feliz con lo obtenido. Encontré importadores que manejan el negocio con los ojos cerrados y son muy profesionales. Ser líderes teniendo que competir con marcas que tienen subsidiarias directas, lo que les permite manejar otros discursos y presupuestos, es muy valioso. Pero vemos que hay familias dispuestas a invertir su capital privado, que son muy apasionadas y lo están haciendo mejor que la casa matriz.

¿Cómo ve el futuro de la movilidad sostenible, a la que ustedes le han apostado en Colombia?

Era un riesgo muy costoso en este país. Empezamos en Bogotá en 2014 y hace dos años en Medellín y hoy tengo que decir que es el país más exitoso en Latinoamérica, hay muchas posibilidades, pero todavía falta apoyo de la comunidad y del Gobierno. Nosotros tenemos el concepto y no lo podemos parar, los productos están, pero hay que prepararse mejor. En tres años vamos a tener 25 modelos ciento por ciento eléctricos y también estamos trabajando en carros autónomos. BMW es una empresa seria y conservadora y por eso da los pasos cuando todo está alineado y puede garantizar seguridad y tener la tranquilidad de que todo va a funcionar.

¿Por qué comprar un BMW?

Porque tenemos una perfecta combinación entre deportividad, bajas emisiones y confianza en el producto, que tiene un nivel muy alto. Además, por el tratamiento con el cliente, porque comprar un carro es muy rico, pero es cuando se va al taller cuando se empieza a vivir la realidad. Por eso nuestra prioridad es el cliente y resolver sus necesidades.

845157

2019-03-16T09:37:12-05:00

article

2019-03-16T10:09:38-05:00

[email protected]

none

Juan Carlos Salgado

Autos

El potencial de Colombia según BMW

35

5182

5217