Es la marca con mayor crecimiento de la industria

El renacer de Fiat

Luis Torres, director general de SKBergé Colombia, distribuidora de la marca italiana, habla de la estrategia usada para posicionarla en el país.

Para Luis Torres, Fiat es una marca que merece “todo el desarrollo y cariño del mundo”. / Fotos: Cortesía

Hace dos años SKBergé no solo anunciaba que tomaba la representación de Fiat en Colombia, sino que también aseguraba que su plan era convertir la marca italiana en uno de los principales jugadores del mercado automotor en el país. En su momento, la prensa y los expertos del sector veían la idea del grupo chileno-español, pintada como una especie de renacimiento, con recelo.

Hoy, sin embargo, los representantes de la marca pueden decir que lograron su objetivo, y con creces. Luis Torres, director general de SKBergé Colombia, le contó a El Espectador cómo la estrategia utilizada, basada en tan solo un auto, precios amigables y un toque de nostalgia, convirtió a Fiat en la marca con más crecimiento del país. También habló de las novedades con las que se armaron para el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá.

¿Qué datos soportan esta idea de Fiat como la marca que más crece?

Si nos vamos al RUNT, al día de hoy estamos viendo que Fiat tiene más del 900 % de crecimiento. De 158 matrículas a corte de noviembre de 2017 pasamos a 1.600 colocaciones este año, cosa que nos hace líderes y un referente en el segmento donde estamos operando. Hemos trabajado arduamente por dos años bajo una estrategia de renacimiento, yendo a esa época italiana de volver a conquistar los corazones colombianos.

Antes de eso la marca había pasado tiempos complejos...

Sí. Fiat es una marca muy referenciada por los colombianos, incluso los más jóvenes recuerdan con cariño el Mirafiori y el 147 de sus padres, porque en los 70 había ensambladora en el país. En los 80, cuando se terminó esa operación y se comenzó a llegar a través de una empresa de distribución, la marca pasó por varias fases. En los últimos diez años tuvo cuatro distribuidores diferentes, hasta que nosotros tomamos las riendas hace dos años.

Desde entonces han ido creciendo con un solo auto. ¿Cómo lo hacen?

En los primeros seis meses nos contactamos con los clientes que ya tenían un Fiat, para ofrecerles nuestro respaldo, porque de la noche a la mañana teníamos 18 centros de distribución y 24 puntos de servicio para atender posventa, pues aprovechamos nuestra red consolidada de Jeep y Chrysler, así como la sombrilla de Mopar. Hace año y medio comenzamos la comercialización del Uno Way, el crossover con el mejor equipamiento del segmento B, con un precio competitivo de $34’990.000.

Llegando a la actualidad se le adelantaron al Salón un mes con cuatro lanzamientos, ¿por qué?

Queríamos presentarle al público los hermanos que venían del Uno Way un poco antes para que empezaran a conocerlos y crearles esa incertidumbre a los que van a tomar la decisión de comprar un carro nuevo en el Salón del Automóvil. Son los modelos Argo, Cronos, el icónico Fiat 500 y el “infladito” Fiat 500X.

¿Bajo qué criterios eligieron ese cuarteto?

Dos carros tienen el sentido más grande de posicionar la marca, que son el 500 y el 500x, un par de autos icónicos, conocidos globalmente y, me atrevo a decir, que cualquier colombiano los tiene referenciados. Los otros dos son Argo, un segmento B hecho en Brasil, y Cronos, del mismo segmento, pero sedán, de origen argentino. Todos muy equipados, porque el cliente de hoy necesita conectividad y valor agregado. Por eso llegan con pantalla touch screen con Apple CarPlay y Android Auto, rines de aleación, sistemas de seguridad como cámaras de reversa, espejos y ventanas eléctricas y motores entre los 1.3 y 1.8 litros, con buenos índices de consumo.

¿En materia de precios son tan atractivos como el Uno Way?

Así es. El Argo y el Cronos se benefician del mismo tratado que el Uno Way, el ACE 72 que les permite entrar al país con cero aranceles. Ese descuento se lo hemos trasladado directamente al cliente, lo que les permite acceder a autos de muy buenas prestaciones por precios de $46’990.000 y $49’990.000, respectivamente.

Así las cosas, ¿qué van a encontrar los asistentes en el Salón?

Este año la novedad, además de los autos, es que vamos completamente solos. En la feria pasada Fiat compartía espacio con otras de nuestras marcas, pero tomamos la decisión, arriesgada, pero que muestra la fuerza con la que venimos a Colombia, y Corferias nos ha dejado tomar sus oficinas. Estamos en el pabellón 5A, donde nunca se habían metido autos, en 875 metros exclusivos.

Con ese despliegue, ¿qué expectativas tiene de acá a un año?

En el Salón esperamos agotar el stock que tenemos disponible y consolidar este cierre de año siendo la marca que más crece en Colombia. Para el otro año tenemos retos más grandes, como duplicar las ventas, teniendo en cuenta que este año cerraremos con más de 2.300 matrículas. Habrá alguna novedad, que la develaremos cuando sea oportuno, pero sin duda tenemos con qué.

Finalmente, y aparte de Fiat, SKBergé representa varias marcas más, ¿qué traen para la feria?

Si nos vamos a Jeep, traemos novedades como la Grand Cherokee Laredo, que no comercializábamos hace dos años y medio, la Compass automática, y el nuevo Jeep Renegade 2019, un facelift en el que cambia la óptica entre otras cosas. Con Dodge tenemos la icónica Journey, dos nuevas Durango: GT, con la quinta puerta automática, navegador y Apple Carplay; y SRT, de 475 caballos, que sin duda va a ser una buena noticia para los amantes del High Performance. Finalmente, Ram llega con la van V700 y las Ram 1.000, 1.500, que vuelve luego de tres años y la 2.500.

 

últimas noticias

Seat regresa más fuerte