Estudio sobre las prácticas de presión e inflado ?de las llantas

La llantera Bridgestone presentó un estudio sobre las prácticas de los conductores de Latinoamérica, con respecto a la presión de inflado ?de las llantas de sus vehículos.

Un vehículo que rueda con llantas con una presión de aire que no es la adecuada, además de poner en riesgo la seguridad, tiene un impacto directo en la contaminación y el consumo extra de recursos naturales.?

Según el cuatro Programa de Revisión de Presión de Inflado, realizado por la llantera Bridgestone, uno de cada cinco conductores de los principales mercados latinoamericanos conduce, habitualmente, con baja presión de inflado en por lo menos uno de sus neumáticos (al menos 7 psi por debajo de lo recomendado por el fabricante del vehículo), mientras que, además, uno de cada siete conductores pone su seguridad en riesgo, por estar por debajo de los 9 psi .?

Hay que tener en cuenta que este hecho hace que el neumático se vea forzado a desempeñarse en condiciones diferentes para las cuales fue diseñado y, por ello, su desempeño se puede ver gravemente perjudicado.?

El estudio, además, reportó que el 9,3% de los neumáticos revisados mostraron una profundidad de dibujo igual o inferior a 2 milímetros, entanto que el 3.9% de los neumáticos se encontraban peligrosamente gastados, es decir, con 1,6 mm o menos de dibujo remanente.?

El 32% de los neumáticos, entre tanto, no contaban con el tapón de la válvula, que ayuda a mantener al mecanismo de la válvula libre de humedad, el polvo y partículas de suciedad, permitiendo al neumático evitar la pérdida de aire.?

Otro dato relevante es que más del 82% de los conductores acuden usualmente a revisar la presión de inflado a las estaciones de gasolina, donde se encontró que un 9% de los calibradores reportaban al menos tres psi menos, comparados con los calibradores profesionales utilizados en centros de servicio, situación que afecta, sin lugar a dudas, la precisión de inflado. ?

Hay que tener en cuenta que la presión de inflado tiene una gran influencia en la resistencia al rodamiento de la llanta y esto es un factor determinante en el consumo de combustible de un vehículo. Dependiendo del tipo de vía y del estilo de manejo, la resistencia al rodamiento representa entre un 18% y un 26% de la energía consumida por un vehículo. Debido a que la baja presión de inflado incrementa la resistencia al rodamiento, esto tiene un efecto directo en el consumo de combustible y en la emisión de gases contaminantes. ?

Temas relacionados

 

últimas noticias

El salón del Automóvil en dos ruedas

El renacer de Fiat