Ferrari: diseño de lujo sobre la vía

La marca tendrá un servicio posventa con mantenimiento general durante siete años.

Los colombianos tienen mucho interés en Ferrari. A esa conclusión llegó un estudio minucioso de la marca italiana que, en un escenario económico favorable para la importación y teniendo en cuenta el mayor poder adquisitivo de los ciudadanos, la motivó a abrir su primera vitrina en el país. A partir del pasado 11 de junio los admiradores del lujo, la calidad y el gran desempeño, combinado con el diseño deportivo, podrán encontrar los modelos de la prestigiosa marca en el concesionario ubicado en la carrera 19 con calle 103, en Bogotá.

¿Con qué entra Ferrari en Colombia? En primera instancia, entre los vehículos que serán expuestos en la vitrina y que, por supuesto, podrán ser adquiridos, están el descapotable 458 Spider; el 458 Speciale, que alcanza una velocidad máxima de 325 km/h, y el California T, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos. Todos contarán con el servicio de mantenimiento general durante siete años, una garantía que permanecerá vigente incluso si el vehículo cambia de dueño.

Steve Goldstein, gerente de mercado de Ferrari en Colombia, señala que este es un logro importante para la marca, ya que quería tener representación oficial en el país, como la tiene en Argentina, Brasil y México. “Además de adquirir clientes, se mantienen muchos que ven un atractivo en el lujo y la historia”, dice Goldstein, quien prevé que en lo que queda del año se venderán entre seis y siete autos de la marca.

Sin duda, la llegada de Ferrari al país tiene consecuencias positivas en la rama especializada en vehículos. Eduardo Visbal, vicepresidente del sector automotor de Fenalco, destaca que con la apertura de esta vitrina es evidente la confianza de los inversionistas extranjeros de automóviles de lujo, así como la fortaleza de Colombia en el mercado de los autos de más alta gama. En ese sentido, agrega el ejecutivo, el lujo genera valor agregado y más impuestos, y demanda mano de obra, algo favorable para la economía. “En el país ya se venden varias marcas como Maserati y Porsche. Faltan algunas que seguramente irán entrando eventualmente”, indica Visbal.

Los amantes de los vehículos de lujo tiene un motivo más para celebrar, sobretodo si se tiene en cuenta que en Colombia, por ser un mercado reciente, los precios de estos vehículos serán menores que en Estados Unidos y Europa.