Las joyas de Fráncfort

Durante la más reciente edición del Salón del Automóvil, las marcas le apostaron a una movilidad de cero emisiones.

Miles de visitantes han asistido al Salón del Automóvil de Fráncfort, que termina mañana. / AFP

Fráncfort es sede del salón del automóvil más importante del año. Hay que remontarse a 1897 para encontrar su primera versión, que se realizó en la capital alemana, Berlín, en el hotel Bristol, y esperar 60 años antes de su traslado a la capital económica y financiera de la Unión Europea.

Conocido internacionalmente como IAA (International Automobil Ausstellung) y sin discriminar marcas, esta exposición automotriz recibe cada año impar las últimas referencias, modelos, invenciones y prototipos del mundo automotor. Conozca algunas de las joyas que dejó el salón que finaliza mañana.

Mercedes-Benz AMG Proyect One

Dotado de tecnología perteneciente a vehículos de Fórmula 1, este prototipo híbrido posee un motor V6 de 1,6 litros, al que refuerzan cuatro motores eléctricos. Seis segundos son suficientes para que el biplaza de volante cuadrado  alcance los 200 km/h. Cuenta con una transmisión manual de ocho velocidades y una velocidad máxima de 350 km/h.

Mercedes-Benz Clase X

La nueva “pickup” de la casa de la estrella contará con tres versiones: X200, X220d y X250d. La primera de ellas equipa un motor diésel turbo de 2,3; la segunda funciona con gasolina, mientras la tercera, diésel, llega a los 190 CV.

Ferrari Portofino

Este descapotable fue presentado como el sucesor del California T. Su motor es de ocho cilindros y posee 600 caballos de fuerza. A esta nueva joya de la casa italiana le bastan 10,8 segundos para alcanzar los 200 km/h. A diferencia de su antecesor, el Portofino cuenta con 40 caballos de fuerza adicionales.

Audi Aicon

Una verdadera pieza de innovación tecnológica y conducción autónoma. El nuevo ícono conceptual de los eléctricos de la firma alemana está dotado de cuatro motores capaces de generar 260 kW. Su batería necesita 30 minutos para alcanzar 80 % de carga, lo suficiente para llegar hasta 800 kilómetros de rodaje.

Kia Picanto X-Line

Con un diseño inspirado en un auto del segmento SUV, el pequeño gigante del fabricante surcoreano está dotado de un motor de 1,0 litros y necesita tan sólo 10 segundos para alcanzar los 100 kilómetros por hora.