La mejor opción en dos ruedas

Hay una moto para cada situación. Saber identificar el cilindraje y peso correctos puede marcar la diferencia entre disfrutarla o no.

Una moto puede llegar a ahorrar hasta una hora de recorrido en trayectos por la ciudad. /iStock

Como lo informaba este diario hace unas semanas, el uso de las motos en Colombia crece a un ritmo vertiginoso. La venta de estos vehículos en 2014 se incrementó en un 6.3 % con respecto al año anterior, según el Registro Único Nacional de Transito (RUNT), con lo que se puede decir que al menos uno de cada siete colombianos posee uno de estos y, de acuerdo con la Andi, el 40 %la usa como herramienta de trabajo, por las grandes facilidades que entrega a sus usuarios.

Como señala Alejandro Tobón, gerente general en Colombia de Royal Enfield, uno de los fabricantes de motos más antiguos en el mundo, son varias las características que han hecho que aumente la popularidad de las dos ruedas. De acuerdo con la opinión del ejecutivo, se trata de vehículos muy económicos, no sólo en materia de precios -razón que hace que sea más fácil acceder a un crédito financiero-, sino también en cuestión de consumo de gasolina y de mantenimiento en general. Por eso no extraña que una familia, al tener una motocicleta, pueda disminuir sus gastos de transporte hasta $125.188 mensuales, según un estudio de la U. de los Andes.

A lo anterior, dice Tobón, se suma el alivio que este vehículo representa en todo lo que a movilidad y ahorro de tiempo se refiere, pues “un trayecto que en automóvil puede tomar una hora y media, en moto no demora más de 40 minutos”. Sin embargo, el directivo reconoce que su uso siempre supondrá un problema si hay que enfrentar climas lluviosos o si se necesita una amplia capacidad de carga, sobre todo si se usa en una tarea para la que no está hecho, algo que incluso puede repercutir en la integridad física del conductor, su acompañante y hasta los peatones.

Así, la clave para sacarle provecho a todas las prestaciones que ofrecen las dos ruedas es saber elegir el vehículo, pues, puede ser usado para tres funciones diferentes: movilidad por la ciudad, trabajo y viajes por carretera. Características como el peso, el cilindraje y la capacidad del tanque de gasolina juegan un papel importante. Conozca algunos elementos para tener en cuenta al momento de comprar moto.

***
 
Para la ciudad
 
Si la idea es usarla para ir a trabajar o  estudiar y luego regresar a la casa, la opción ideal está en las motos de tipo scooter, como la Vespa Primavera. Se trata de vehículos livianos, con motores de 150 cm cúbicos, 13 caballos de potencia y cambios automáticos, para mayor facilidad de manejo. Además, cuentan con un sistema de inyección electrónica que ayuda a ahorrar combustible, una carrocería diseñada para proteger las piernas y un espacio debajo de la silla perfecto para guardar maletas. 
 
Para trabajar
 
Labores como la mensajería y los domicilios requieren una máquina más potente y económica, pensada para el uso constante y con suspensiones y chasis robustos para tener una capacidad de carga superior a la de cualquier otra moto. El ejemplo por excelencia en este segmento es la Boxer CT, acreedora del título de la moto más vendida en la historia de Colombia, que posee un motor mecánico de cuatro tiempos, cilindraje de 99,22 cm cúbicos y un rendimiento de hasta 344 km por galón.
 
Para la carretera
 
Quienes prefieren usar la moto como un vehículo para salir de paseo los fines de semana necesitan máquinas con agregados de seguridad, como control de tracción, mayor peso y una potencia superior a los 500 cm cúbicos, para poder adelantar sin problemas, pero que además sean lo suficientemente cómodas como para no cansarse durante trayectos largos. Algunos modelos útiles para este fin son la Continental GT 535, de Royal Enfield; la Versys 650, de Kawasaki; y la Caponord 1.200, de Aprilia.
Temas relacionados