Mercedes Benz Una nueva generación

La Clase B hace parte de la ?estrategia de la marca alemana para la nueva generación de autos compactos y que tiene su primera etapa con este modelo

El objetivo es claro: conquistar la atención de los jóvenes exitosos que quizás no se sentían afines al portafolio ofrecido por la marca de la estrella y que veían un Mercedes-Benz como algo lejano y al que se podía acceder en otra etapa de la vida. La manera de hacerlo, también. Presentando un modelo que respondiera a las necesidades de ellos, tanto en diseño como en prestaciones.?

Bajo esos preceptos nació la nueva Clase B de Mercedes-Benz, que hace parte del concepto global denominado “New Generation Compact Cars” (nueva generación de autos compactos) y que tiene precisamente su primera etapa con este modelo, que en el país es comercializado en tres versiones: B 180 desde $71’500.000, B200 automático desde $77’900.000 y B200 Sport desde $89’900.000.?

En sus anteriores versiones, este modelo tenía un concepto más familiar, pero se dio el giro con una propuesta en diseño más deportivo (se mejoró la aerodinámica en un 13%), bien equipado, respondiendo a las exigencias de espacio y confort, además de un precio atractivo y asequible.?

Este paso, además, que después se complementará con otros tres modelos (el próximo es la Clase A y después serán introducidos el CLA y GLA), tiene como objetivo el apalancamiento para convertir a la alemana en la líder del segmento Premium, no sólo en el mundo sino también en el país.?

De entrada, hay que reconocer que el Clase B es un carro diferente a lo que tradicionalmente ha ofrecido Mercedes-Benz y bien podría decirse que su pinta es mucho más audaz y agresiva, en la que definitivamente destacan las líneas deportivas, además de un interior que rompe los esquemas tradicionales de la marca, con las entradas de aire de forma redondeada, algo que ya se ve también en la GLK.?

Era claro que si bien el diseño jugaba un papel fundamental en esta nueva Clase B, no dejaba de ser menos importante lo que se guarda debajo del capó, ya que las nuevas generaciones buscan además de potencia, un propulsor que sea eficiente en cuanto a consumo de combustible y amigable con el medio ambiente. Fue así como se dispuso para el B180 un BlueEfficiency de 1.595 centímetros cúbicos, con una potencia de 122 caballos y un torque de 200 newton-metro, mientras que para el B200 se montó uno de la misma cilindrada, pero con una potencia de 156 caballos y un par máximo de 250 Nm.?

Se acoplan a una caja automática de siete marchas (DCT), que permite cambios de relación confortables sin interrupción de la fuerza de tracción o mecánica de seis velocidades (versión B180), con relaciones cortas, muy agradable de manejar y que le indica al conductor cuál es el cambio ideal en el que debe ir con la intención de que la conducción sea más eficiente. Además, de serie, vienen con la función de parada y arranque ECO, que apaga el motor durante las paradas para reducir el consumo y las emisiones.?

Estar equipado con los últimos avances tecnológicos, teniendo en cuenta el perfil del cliente, también era importante. Por ello, la Clase B, de serie, cuenta con elementos de ayuda como el Attention Assist, que invita al conductor a descansar cuando detecta cambios notorios en el manejo, gracias a unos sensores que analizan el accionamiento del volante; el Adaptive brake, un sistema modular de regulación de estabilidad que además de la función básica de antibloqueo de frenos (ABS) incluye funciones para mejorar la capacidad de tracción del vehículo, la seguridad de marcha, el confort de manejo y ayuda a dominar las maniobras de frenado críticas.

Temas relacionados