Mini se une a la revolución verde con el nuevo Countryman híbrido

El modelo más grande del fabricante inglés se electrifica. Un motor de combustión interna y uno eléctrico dan vida a este auto que llega al país en dos versiones: Chili y Pepper, con un precio inicial de $132’900.000.

/ Cortesía

Ya rueda por las vías colombianas el más reciente lanzamiento de Mini Cooper. Se trata del primer híbrido enchufable de la marca británica, su primer aporte a la revolución verde de la industria automotriz: el Cooper Countryman S E All 4.

El desglose de su nombre —S de sport, E de electric y All 4 por tener tracción en sus cuatro ruedas— crea una fórmula completa, poderosa e impresionante, que da una auténtica personalidad a esta creación del fabricante inglés.

Que sea híbrido quiere decir que el auto tiene, en esencia, dos corazones: uno eléctrico y uno de gasolina. Combinados, dan vida a una incauta bestia que se oculta bajo una cautivante carrocería.

El motor turbo de tres cilindros y 1,5 litros de combustión interna genera 136 caballos, encargados de propulsar las ruedas delanteras del Countryman. Por su parte, el eléctrico da una potencia adicional de 88 caballos, que a su vez impulsan las llantas traseras del auto.

Combinados, componen el núcleo vital que maximiza el desempeño de este Mini. Generan tracción en las cuatro ruedas y 224 caballos de potencia que se traducen en una velocidad máxima de 198 km/h y una aceleración de 0-100 km/h en sólo 6,8 segundos.

Además logran una impresionante cifra de consumo de 180 kilómetros por galón de gasolina. Teniendo en cuenta que su capacidad es de 9,5 galones, esto quiere decir que se podría ir de Bogotá a Valledupar y volver con una sola tanqueada.

Dos motores implican que el Countryman S E All 4 tiene varios modos de manejo: tres precisamente. Uno hace que el auto funcione únicamente con el motor de combustión interna, mientras que simultáneamente almacena energía que recarga las baterías.

Otro es el Max eDrive, que hace que el motor eléctrico sea el único encargado de impulsar el vehículo. Aunque así sólo tiene una autonomía de 42 kilómetros, este modo, que es silencioso y ecológico, envuelve al conductor en una experiencia de manejo con tintes del futuro.

El último es el modo combinado, que, de acuerdo a las condiciones del terreno y a lo que el conductor exija del carro, fusiona simultánea, eficiente e inteligentemente ambos motores para maximizar el desempeño del auto.

Por fuera, el Countryman híbrido es tan emocionante como lo es debajo de su capó. El ADN Mini Cooper que compone su genética manifiesta le da un look vívido, deportivo, atrevido y aventurero.

Es un desafío al paradigma de que un Mini siempre es chiquito. Si bien su diseño es fiel e inconfundible a la tradición estética del fabricante británico, el Countryman es amplio y espacioso. Es, de hecho, una pequeña camioneta —una crossover o una SUV subcompacta— construida sobre la misma plataforma que la BMW X1. Por esto es ideal para familias con espíritu aventurero, que a la vez consideren el espacio interior como un aspecto fundamental.

De acuerdo con Alejandro Millán, brand manager de Mini en Colombia, “este carro es para gente aventurera, para quienes deseen algo deportivo, con buena potencia o para salir los fines de semana. Es perfecto para los que quieran llevar sus bicicletas o para jóvenes ejecutivos que estén necesitando espacio, pero que no dejan de desear deportividad y emoción al manejar”.

En el amplio interior del Countryman S E All 4 viven también la cultura y la tradición de diseño de Mini Cooper. Botones cromados emulan la cabina de un avión y la consola central, donde está el sistema de información y entretenimiento iDrive, está enmarcada por un icónico aro que por décadas ha adornado el interior de estos autos ingleses.

Tonos naranjas iluminan el velocímetro, y para esta edición híbrida, el tacómetro es sustituido por un indicador de consumo de energía y uso de poder que muestra la cantidad disponible de batería, así como los niveles de uso o regeneración de ella.

El resto de la cabina se ilumina por un dinámico e inteligente sistema de iluminación mood lighting personalizable e integrado a las interacciones entre el conductor y el carro. Este sistema hace que la experiencia interior del Countryman híbrido sea fascinante y vanguardista.

Mini Cooper siempre ha sido sinónimo de placer, diversión y emoción a la hora de manejar. Este estilo único bajo el cual la icónica marca inglesa ha creado y construido su legado está en el nuevo Cooper Countryman S E All 4. Fusionado y en armonía con los elementos que integran su núcleo híbrido, esto hace de él un nuevo referente de la revolución verde, el futuro de la movilidad.

743519

2018-03-10T12:05:25-05:00

article

2018-03-10T12:05:25-05:00

[email protected]

none

Juan Pablo Sanchéz

Autos

Mini se une a la revolución verde con el nuevo Countryman híbrido

67

5005

5072

Temas relacionados