Movilidad urbana del futuro, la autopista del cielo

A medida que la población de las ciudades aumenta exponencialmente, el transporte urbano se hace cada vez menos sostenible. Como solución a esta problemática, Audi, Airbus e Italdesign, han emprendido una aventura que combina lo mejor de la industria automotriz con lo mejor de la aeronáutica.

/ Cortesía

Es miércoles, 18 de junio del año 2040. Alejandro y Emilia son dos empresarios que regresan a Bogotá tras un viaje de negocios en Nueva York. Ellos no tienen tiempo qué perder. Cuanto antes, deben llegar a sus oficinas y por eso, deciden reservar desde el avión, un servicio de transporte que los esté esperando tan pronto aterricen.

Han llegado y afuera de la terminal, como lo anticipaban, está esperándolos el “taxi” que habían reservado.

- Bienvenidos a Bogotá, Alejandro y Emilia. Dice una voz, mientras los empresarios toman asiento.

- El tiempo estimado para llegar a la calle 72, son 5 minutos. Disfruten el recorrido.

Se prende un silencioso motor y, Alejandro y Emilia, de repente, se encuentran viendo la ciudad capital, desde el aire, nuevamente.

Desde arriba, la Avenida El Dorado se ve como un infinito e infernal océano de automóviles estacionados. Pero esto no es distracción alguna para los empresarios, que desde sus asientos avanzan con su trabajo en una enorme pantalla, mientras rápidamente atraviesan la ciudad por la “autopista” de los aires, en su “taxi” volador.

Pronto se encuentran descendiendo y, para completar su trayecto, tendrán que rodar unos metros por una carrera 7a, llena de árboles y grandes andenes.

- Han llegado a su destino. Un feliz día les deseamos. Dice la voz que les dio la bienvenida.

Alejandro y Emilia se bajan y solo 5 minutos después de haber dejado el aeropuerto se encuentran en sus oficinas, en el corazón financiero de Bogotá, listos para seguir con su atareada agenda.

Al “taxi” se suben otras dos personas a las que la voz, que es en realidad la de un inteligente robot artificial, les da la bienvenida. Y así ocurre, sucesivamente hasta que termine el día.

Este es el futuro que aguarda a las grandes urbes, de acuerdo con el fabricante automotriz Audi y Airbus, uno de los más importantes constructores aeronáuticos en la actualidad.

Uno, que supone una transformación radical al trasporte urbano que hoy conocemos y que cada día se hace más insostenible. Uno, que propone explorar nuevas fronteras y dimensiones como soluciones para la movilidad.

“El mundo se está urbanizando a gran velocidad y las infraestructuras terrestres no podrán por sí solas satisfacer las demandas del mañana”, dijo Tom Enders, CEO de Airbus, refiriéndose al futuro de la movilidad. “La creciente congestión está llevando al límite los sistemas de transporte de las urbes, lo que supone una importante exigencia de tiempo y dinero para las ciudades y para los viajeros. Añadir el cielo como tercera dimensión de las redes de transporte urbano va a revolucionar nuestras vidas, y Airbus está lista para moldear y construir ese futuro de los vuelos”.

Para inaugurar esta nueva dimensión del transporte urbano, con la que se pretende construir una solución que haga sostenible la movilidad, Airbus, Audi y su filial de diseño, Italdesign, han emprendido una aventura conjunta, cuyo resultado es un revolucionario concepto llamado PopUp Next.

Este prototipo consiste en una cabina futurista, tecnológica y liviana, que puede ser fácilmente acoplada a dos módulos distintos. El primero es el terrestre (fabricado por Audi) –y cuyo aspecto es el de un futurista automóvil urbano-. El segundo es el volador (construido por Airbus), y su diseño de 8 motores, se asemeja al de un dron, pero de tamaño humano.

Tecnología de punta, avanzada y futurista, compondría el interior de la cápsula de este revolucionario medio de trasporte, que incorporaría, con el fin de hacer única la experiencia de usuario, una pantalla de 49 pulgadas como centro de mando.

El PopUp Next sería amigable con el ambiente, pues solo electricidad lo propulsaría. Además, incorporaría tecnología autónoma, lo que quiere decir que volaría por los cielos y rodaría por las calles sin necesidad de intervención humana.

Este prototipo representa el matrimonio de la industria automotriz con la aeronáutica. El lenguaje de diseño de Audi con el de Airbus se unen en él para crear un nuevo y único código genético que abre a la humanidad las puertas del futuro.

El ADN del “hijo” que ha nacido de la aventura de estas tres compañías fusiona lo mejor del cielo con lo mejor de la tierra, creando así, un símbolo de flexibilidad, eficiencia, creatividad y libertad que encarna una visión que podría transformar de manera definitiva y permanente la vida en las ciudades.

Aunque el PopUp Next representa una visión del futuro y podrían pasar años antes de que este vehículo anfibio se convierta en un “habitante” común de las vías aéreas y terrestres, desde ya se planean pruebas para estudiar su factibilidad.

Para este fin, en junio, el gobierno de Alemania dio permiso a los fabricantes para que hagan vuelos de prueba con el PopUp Next en Ingolstadt, donde se sitúa la planta de producción más importante de Audi.

Refiriéndose a esto, Andreas Scheuer, Ministro de Transporte de Alemania, dijo que “los taxis voladores ya no son una visión” y su desarrollo sería importante, por que permitirían llevar a la humanidad a “una nueva dimensión de la movilidad”.

El PopUp Next de Audi, Airbus e Italdesign es una señal de que el paisaje de la movilidad urbana, será sujeto de un inminente y radical cambio, que verá al cielo sumarse como tercera dimensión en la red de transporte de las grandes metrópolis.

En esta futurista creación, que permite que despeguen los sueños, la creatividad y el ingenio humano, reside una visión ambiciosa que promete cambiar de manera definitiva y hacer sostenible, la vida de las ciudades del futuro.

Temas relacionados