"Es necesario especializarse"

El presidente de Mazda, Fabio Sánchez, asegura que las ensambladoras nacionales requieren buscar un fuerte de producción.

Dicen que este año no será tan beneficioso para el sector automotor, ya que la crisis económica podría afectar el bolsillo de los colombianos en cierta medida. Asimismo, algunos aseguran que debido a la entrada en vigencia de tratados de libre comercio la producción nacional de autos tendería a resentirse.

Sin embargo, Fabio Sánchez, presidente de Mazda Colombia asegura que, ante estos retos, el rumbo que deberían tomar las ensambladoras nacionales es especializarse para entrar en el “ring” sin salir golpeadas.

¿Cómo terminará 2012 para la industria automotriz?

El mercado de automóviles parece que no va a crecer al ritmo de los últimos años. Este efecto seguramente se compensará con el empuje que aún mantiene el mercado de vehículos comerciales, que gracias al crecimiento y desarrollo del sector energético, puede seguir empujando el mercado total. A estas alturas del año parece razonable pensar en una cifra total de mercado cercana a las 320 mil unidades.

¿Cuál es el mayor problema de la industria automotriz en Colombia?

Existe un claro interés del Estado por enmarcar su política comercial en la ampliación de los mercados de exportación, mediante acuerdos de comercio. Sin embargo, este propósito debe considerar las enormes desigualdades que existen en algunos sectores, como el automotor colombiano, frente a países como Corea. No hay manera de conseguir competitividad con mercados que son abrumadoramente mayores en tamaño y oferta.

¿Cómo afectará a las ensambladoras el TLC con Estados Unidos?

Por la naturaleza del mercado estadounidense y las inmensas asimetrías en relación con el mercado local, es de esperar que este acuerdo impacte de manera gradual en cada uno de los segmentos del mercado local, en unos casos de manera inmediata como ocurre con las SUV de gran tamaño, y en los demás segmentos de forma más puntual. En este contexto, las plantas de ensamble seguramente buscarán especializarse con productos que Estados Unidos no puede ofrecer en segmentos tales como el Sub-B, B y B+, es decir, en los autos compactos.

¿Y al sector automotor en general?

La cadena productiva nacional se puede resentir y con ello se afectan la productividad, el avance tecnológico y el empleo. Juegan entonces un papel determinante las asimetrías de los aparatos productivos y los soportes estatales en cada uno de los sectores productivos en juego. Ese siempre será el balance que se debe hacer.

¿Cuál será la estrategia de Mazda?

Este año nuestras acciones están enfocadas a extender y potenciar nuestra red en ventas y atención posventa.

Temas relacionados