La nueva cara de la Actyon

Ssangyong renueva y vuelve a traer uno de los modelos más exitosos del portafolio.

Arranca en $52’900.000 (4x2 mec.) y va hasta los $65’900.000 (4x4 aut.).

La Actyon de Ssangyong tiene una nueva mirada, más sugestiva y deportiva, y se convierte en uno de los pilares de la marca coreana en su deseo de fortalecerse como fabricante, además de mostrar la solidez que le da el hecho de pertenecer al grupo Mahindra.

Con esta nueva Actyon, inspirada en la naturaleza, se buscó una propuesta diferente y más occidental, con un frontal más agresivo, en el que destacan los faros con bisel negro y la parrilla del radiador tipo malla de forma hexagonal, que la hacen ver más robusta y agresiva, algo que se complementa con exploradoras más grandes, líneas laterales más marcadas y rines de 16 pulgadas con nuevo diseño. Si bien el concepto de la parte trasera se mantiene, la variación ante el modelo anterior se deja ver en las formas de las luces, que ahora son lineales y no redondas.

Aunque Ssangyong se ha caracterizado por su amplio portafolio de motores diésel, la nueva Actyon, que vendrá en versiones 4x2 y 4x4, con transmisión mecánica de cinco velocidades y automática de seis (con mandos desde el timón), equipa un motor de 2.300 centímetros cúbicos, el cual desarrolla 150 caballos de potencia y un torque de 214 newton-metro entre las 3.500 y las 4.600 rpm.

Una aspecto que vale la pena destacar es su estructura de chasis de doble paral, que cuenta en la versión 4x2 con tracción trasera, algo que redunda en seguridad.

Interiormente cuenta con nuevos materiales y texturas, que la hacen ver más elegante. Cuenta con doble airbag para las versiones 4x4 y con uno para conductor en la 4x2, mientras que todas las versiones vienen con aire acondicionado automático y con computador de a bordo de seis funciones. Viene con radio de doble din táctil con GPS y cámara de reversa, desarrollado por Better.

 

últimas noticias

Rush, la nueva apuesta de Toyota

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustang número 10 millones