Preparado para el futuro

En  las versiones Avantgarde y Exclusive, este vehículo es una verdadera obra de inteligencia que se estaciona solo.

El precio de lanzamiento del Mercedes-Benz Clase E 200 en Colombia es de $177’900.000.
El precio de lanzamiento del Mercedes-Benz Clase E 200 en Colombia es de $177’900.000.

Mercedes-Benz pisa fuerte en el segundo semestre de 2016, con un lanzamiento de lujo: nada menos que la décima generación del Clase E, un legendario de la marca alemana cuya historia se inició en 1947.

Lo más interesante de este vehículo es que es la muestra más clara de que los años no pasan solos, pues es considerado por el fabricante como una pieza maestra de inteligencia gracias a sus características tecnológicas de vanguardia, entre las que se destacan su sistema keyless y sus funcionalidades de autonomía que le harán la vida mucho más fácil al conductor en condiciones extremas de parqueo.

El nuevo Clase E puede desplazarse por un espacio reducido sin que el conductor esté dentro. Utilizando el teléfono celular, es posible hacer retroceder el carro si, por ejemplo, está en medio de otros vehículos y es imposible abrir las puertas. Funcionalidades que, aunque no siempre son necesarias, encajan a la perfección en el perfil de sus usuarios: personalidades de renombre y empresarios que desean lo último en tecnología.

No obstante, las innovaciones no terminan ahí. También posee controles táctiles en ambos lados de su volante de tres divisiones —obedeciendo a la nueva tendencia en diseño de la marca— para controlar varias funciones en el tablero y evitar la distracción del conductor al manipular la consola.

Este nuevo vehículo llega al país en las versiones Avantgarde y Exclusive, cuyas diferencias principales se pueden apreciar especialmente en el exterior, aunque en el interior también tengan sus respectivas particularidades. El primero cuenta con un diseño más deportivo y de vanguardia, mientras que el segundo tiene un diseño más clásico, más fiel al original, y es fácilmente reconocible por su parrilla de tres lamas sobre fondo negro y la emblemática estrella de la marca instalada en el capó.

El interior de la Avantgarde tiene molduras en aluminio y detalles que le dan una apariencia más juvenil. Ambas traen techo panorámico, sistema de GPS, equipamientos similares y faros con sistema LED High Performance en forma de antorcha, para que sea reconocible por quien lo vea, incluso a través del retrovisor.

Y para disfrutar al máximo de las innovaciones tecnológicas y las particularidades del diseño, se aumentó 65 mm la distancia entre ejes, generando un mayor espacio para los ocupantes y una capacidad del baúl de 530 litros.

Asimismo, trae un motor de cuatro cilindros, 181 caballos de fuerza, velocidad máxima de 240 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en 7,7 segundos. Al igual que otros modelos de la marca, cuenta con el sistema de modos de conducción Dynamic Select y una caja de cambios automática de nueve velocidades que logra que las transiciones sean casi imperceptibles.

Mercedes-Benz espera vender entre 15 y 20 unidades mensuales de este vehículo. Y aunque no ha sido un comienzo de año fácil para la industria en el país, Héctor Corredor, vicepresidente comercial de la marca, señala: “Tenemos clientes muy fieles que llevaban siete años esperando el nuevo Clase E y ya hay pedidos pendientes”.

Lo cierto es que el nuevo miembro de la familia Mercedes-Benz marca la pauta en el segmento prémium. Estará en manos de los usuarios comprobar si se trata de una verdadera obra maestra de inteligencia.

Temas relacionados