¿Qué hay detrás del acelerado avance tecnológico de Mazda?

Esta compañía nipona, en los últimos años, ha logrado llamar la atención de la industria gracias a sus revolucionarias creaciones tecnológicas, bajo su apasionante filosofía de marca “Monotsukuri” (hacer las cosas bien).

/ Cortesía

Hace más de una década, el equipo de ingenieros de Mazda descubrió el secreto para la creación de vehículos con un rendimiento excepcional, brindando una completa experiencia de conducción. Así nació “Monotsukuri” de Mazda, un programa de innovación tecnológica que significa “hacer las cosas bien” y que implicó una profunda reforma estructural de la compañía en todos sus procesos de fabricación y distribución de vehículos hasta llegar al consumidor final.

“Monotsukuri ”involucra todas las áreas de Mazda que hacen posible el desarrollo, la fabricación y comercialización de sus vehículos.Todas las disciplinas plantean los modelos y el futuro de los automóviles, alcanzando un alto nivel de precisión en su producción masiva y eficiencia en su fabricación.

Desde su implementación, la innovación de Mazda ha logrado una mejora en más del 30 por ciento en la eficiencia del desarrollo de sus vehículos, a la vez que ha simplificado la inversión en instalaciones de producción y herramientas en más del 20 por ciento. Uno de los logros tecnológicos de esta nueva filosofía que ha revolucionado la industria automotriz es la premiada Skyactiv, creada pensando en que cada aspecto del vehículo esté diseñado para maximizar la dinámica de conducir y la eficiencia, desde la construcción de la carrocería y la tecnología del motor hasta el chasis y la transmisión, aumentando la eficiencia y desempeño de sus vehículos, que en conjunto logran un ahorro del 15 %* de combustible, un 15 %* menos de emisiones contaminantes y un aumento del 15 %* de torque, lo que se traduce en un gran desempeño, mejorando el placer de conducir.

Entre otros resultados, el “Monotsukuri” ha permitido fortalecer la visión de la compañía en alegrar la vida de sus clientes a través de sus vehículos, ofreciendo un excepcional desempeño ambiental y de seguridad. Es por esto que uno de sus principales objetivos es la reducción de las emisiones de dióxido de carbono en un promedio del 50 % con respecto a los niveles de 2010 para el año 2030. Lo anterior se refuerza bajo la visión “Zoom-Zoom Sostenible”, por medio de la cual, Mazda define su misión para contribuir a mejorar el planeta, la vida de las personas y la sociedad.

Asimismo, Mazda ha reducido sustancialmente la energía en sus procesos de producción por vehículo, llevando a cabo esfuerzos que se ven representados en los siguientes aspectos:

Materiales: el peso de los materiales se ha reducido mediante el uso de piezas fundidas, altamente resistentes y a su vez más delgadas, reduciendo el tiempo del ciclo de producción y el consumo de energía.

Procesamiento y ensamble: líneas de fabricación flexibles convencionales para realizar una producción de flujo mixto de mayor eficiencia, que dio como resultado mejores tasas de operación y menor consumo de energía.

Pintura: se ha mejorado este proceso a través del sistema de pintura Aqua-tech de Mazda, el cual permitió aumentar drásticamente la eficiencia de recursos como el uso de pintura y energía, consolidando los procesos de su aplicación y función, todo sin aumentar las emisiones de CO2 generadas en este tipo de procedimientos .

Tal ha sido el éxito de la innovación “Monotsukuri” de Mazda, que fue aclamada por el Ministerio de Economía, Comercio e Industria de Japón, en la 5ª ceremonia del Gran Premio Monodzukuri Nippon, como uno de los procesos que han revolucionado las ideas de fabricación en la industria del automóvil a nivel mundial.

Motivados por los resultados obtenidos, Mazda continúa trabajando en el desarrollo de nuevas técnicas de producción y desarrollo, desplegando grandes esfuerzos para ofrecer la mejor experiencia al conducir, con sostenibilidad ambiental y responsabilidad social.

*Valores aproximados comparados con la tecnología previa.

Temas relacionados