Renault se mantiene eléctrica

La casa del rombo sigue apostando por alternativas que ayudan al medio ambiente. El Zoe, que ya se vende en Francia y el próximo mes en España, es una prueba palpable.

El Zoe es un vehículo de diseño moderno, ideal para las ciudades y con estándares de  seguridad destacables.
El Zoe es un vehículo de diseño moderno, ideal para las ciudades y con estándares de seguridad destacables.

La marca francesa Renault sigue creyendo firmemente que los carros eléctricos son el futuro y que su masificación ayudará a tener un planeta más limpio. La propuesta de desarrollar una gama completa de este tipo de vehículos no se quedó en el papel y, de manera consistente, ha ido presentando al mundo su portafolio.

Uno de los modelos insignias de la casa del rombo es el Zoe, vehículo que fue exhibido en Colombia en el Salón Internacional del Automóvil de Bogotá y el cual comenzó a comercializarse desde el año pasado en Francia (marzo) y desde el próximo mes lo hará en España.

Para Renault, el Zoe marca el inicio de una nueva forma de movilización para la humanidad, más limpia y al alcance de todos. Es el vehículo representativo del plan estratégico de la marca, “Renault Drive the Change”, ya que tiene 70 patentes y primicias que lo convierten en una buena alternativa de movilización.

El Zoe, en Francia, tiene un valor de 13.700 euros, con impuestos incluidos, y el costo de la batería por mes (alquiler) parte de los 75 euros, precio que ya no se hace inalcanzable y que era uno de los principales obstáculos para su masificación.

Además, con este modelo se ha adelantado significativamente en autonomía, como quiera que es el primer vehículo de este tipo en sobrepasar los 200 kilómetros, en condiciones ideales. Sin embargo, con un modo de conducción exigente y situaciones adversas en el clima, el rango puede estar entre los 100 y los 150 kilómetros.

Esto se logró con la introducción de novedades tecnológicas, como el frenado recuperativo de nueva generación, la bomba de calor y unos neumáticos diseñados por la casa Michelin. La primera de ellas, desarrollada en conjunto con Bosch, almacena la energía cinética al desacelerar y al frenar y después la convierte en corriente eléctrica para recargar la batería; la segunda permite al conductor calentar el habitáculo y preservar la autonomía del vehículo, pues al moderar el consumo energético de la calefacción la bomba de calor consume hasta tres veces menos energía que un sistema de calefacción convencional, y la tercera es un neumático diseñado para soportar las enérgicas fases de aceleración de un vehículo eléctrico.

Otra novedad es el cargador denominado Camaleón, patentado por Renault, que se adapta a la potencia de energía disponible en la toma hasta 43 kW y permite recargar la batería en un rango de 30 minutos y hasta nueve horas. El servicio conectado Charging Eco² es una innovación Renault que permite recargar el vehículo de forma inteligente y en el momento oportuno. Este asistente de programación de la carga permite elegir las horas en que la electricidad no es muy cara y la huella de carbono escasa, así como evitar las horas pico en la red eléctrica.

El Zoe obtuvo cinco estrellas en las pruebas de choque y seguridad pasiva que realiza EuroNCAP, ocupando la primera posición entre los vehículos de su segmento. Además, es el primero equipado de serie con la tableta multimedia integrada y conectada Renault R-Link, sistema que reagrupa en un solo sitio todas las funciones multimedia: la navegación, el radio, la telefonía y el audiostreaming Bluetooth. El conductor controla esta consola de manera fácil mediante su pantalla táctil o por reconocimiento de voz, así podrá enviar correos electrónicos, llamar o indicar la dirección mientras conduce, sin problemas.

En Colombia, Renault-Sofasa sigue trabajando en las pruebas de sus modelos Fluence y Kangoo Z.E. (comenzó en 2011), de la mano del Grupo EPM y Codensa.