Con algunas novedades

Salón de Detroit, en busca del verano

La muestra automotriz más importante de Norteamérica quiere reinventarse y buscará nuevos aires en 2020. Este año brillaron por su ausencia las marcas europeas.

La nueva RAM 2.500, presentada durante el autoshow de Detroit.  / EFE

Detroit, la ciudad del automóvil, ya tiene “vida” y los fantasmas de la quiebra, al parecer, han sido espantados. Si bien el frío invernal seguirá siendo parte de su esencia, ha dejado de ser esa ciudad triste y sin alma, y poco a poco ha encontrado el camino de la recuperación.

Gracias a los incentivos tributarios y a la invitación de las autoridades estadounidenses para que la gente mirara la ciudad y sus alrededores con otros ojos, se ha reinventado y lo mismo quiere hacer con su Salón Internacional del Automóvil, conocido mundialmente como NAIAS (North American International Auto Show).

Y el primer paso para hacerlo se dará en 2020, dejando atrás las temperaturas bajo cero para irse a buscar la calidez del verano, pues la cita del próximo año se cumplirá a partir del 8 de junio y no en la segunda semana de enero, lo que de por sí supone un cambio radical y un ambiente más amable y amigable, lo que les permite anunciar desde ya a sus organizadores exhibiciones al aire libre y otra serie de modificaciones que sin duda le vendrán muy bien al evento.

Si bien el NAIAS se preciaba de ser la primer gran cita de la industria automotriz del año y para muchos marcaba la pauta de lo que iba a suceder, hay que reconocer que fue perdiendo su brillo y protagonismo, encontrando en la feria tecnológica del CES, realizada entre el 8 y 11 de enero en Las Vegas, un competidor de quilates, pues muchas de las automotrices prefirieron apostarle a esta reunión para mostrar en un entorno natural sus novedades tecnológicas. Además, salones como los de Nueva York, Los Ángeles y Chicago (especialmente el primero) también le “robaron” parte del protagonismo y por eso se hacía necesaria la reestructuración.

Así las cosas, el NAIAS 2019 entrará a ser parte de la historia por ser el último Salón realizado en invierno y será también recordado porque en él se sintió la ausencia de las marcas europeas, pues BMW, Mercedes-Benz, Audi, Porsche, Jaguar y Volvo, que tienen un mercado importante en Norteamérica, no hicieron presencia, algo que se sintió y que se dejó ver en el Hall (gran salón) del Cobo Center, que incluso tuvo que acudir a los autos de exhibición (Rally Sport) para llenar los espacios dejados por las anteriores.

En consecuencia, el Salón del Automóvil de Detroit de 2019 tuvo como protagonistas, si nos referimos exclusivamente a las marcas que tienen participación en el mercado colombiano, a FCA (Chrysler, Fiat, Dodge Jeep, RAM y Mopar), Ford, Chevrolet, que pueden ser vistas como las de casa; a las japonesas Toyota, Nissan, Honda y Subaru; a las coreanas Hyundai y Kia, que cada vez se hacen más fuertes en este país; a la europea Volkswagen y pare de contar. Aunque bien vale la pena referenciar que la marca china GAC sigue mostrando solidez y la india Mahindra también quiso mostrar su poderío con una línea de camperos.

Si de noticias y novedades se trata, bien vale resaltar, por un lado, los galardones obtenidos por Génesis (que forma parte del grupo Hyundai-Kia), quien se quedó con el premio del automóvil del año; el Hyundai Kona, un eléctrico que se llevó el trofeo de mejor utilitario, y la RAM 1.500, la más destacada dentro de las pick up de gran tamaño.

En cuanto a lo segundo, el de mayores miradas y comentarios fue, sin duda alguna, el Toyota GR Supra (quinta generación), un vehículo deportivo de dos puestos que la japonesa desarrolló de manera conjunta con la alemana BMW, equipado con un motor de 3.0 litros de 355 caballos de potencia, que comenzará a rodar en las calles estadounidenses en el próximo verano.

FCA, por su parte, se preció de haber logrado construir la pick up más potente de todos los tiempos, la RAM 3.500, pero de igual manera presentó las novedades de la 2.500, un modelo que sí se verá en Colombia.

Ford, entretanto, les apostó al Shelby GT500 y a la nueva versión de la Explorer, que también llegará en su momento a nuestro mercado; mientras que Chevrolet dejó ver, entre sus modelos, la nueva cara de la Blazer.

Nissan se fue por el lado de los autos concepto, al revelar el IMS Sports mientras que Kia aportó una novedad interesante: la Telluride, una SUV (vehículo deportivo utilitario) de gran tamaño con la que pretenden hacer mella en el segmento.

En consecuencia, el NAIAS de 2020 marcará un nuevo comienzo y dictará si Detroit mantendrá con orgullo el título del Autoshow más importante de Estados Unidos.

* Invitado por FCA.

834722

2019-01-19T12:32:06-05:00

article

2019-01-19T12:32:06-05:00

[email protected]

none

Juan Carlos Salgado

Autos

Salón de Detroit, en busca del verano

38

4658

4696