Salón del Automóvil de Bogotá, una vitrina para soñar y comprar

Este año el Salón del Automóvil descresta con pabellones de talla mundial. Marcas como Mercedes-Benz y Chevrolet apostaron por replicar en Bogotá las exhibiciones con las que sorprenden en ciudades como París o Ginebra.

Los pabellones de Nissan, Ford, Chevrolet y Mercedes-Benz fueron diseñados con parámetros internacionales. / Mauricio Alvarado
Los pabellones de Nissan, Ford, Chevrolet y Mercedes-Benz fueron diseñados con parámetros internacionales. / Mauricio Alvarado

Ha sido un año complejo para el sector automotor. El primer semestre fue de altibajos y las ventas no estuvieron al ritmo que se esperaba. De hecho, según el reporte de Andemos del pasado mes de octubre, el sector ha caído 15 %. A pesar de esta coyuntura, las marcas no perdieron el entusiasmo ni tampoco ahorraron esfuerzos y recursos en el Salón Internacional del Automóvil.

Es más, por primera vez en esta edición los pabellones de algunas de las más representativas estuvieron al nivel de grandes salones del mundo como Ginebra o París. Una apuesta que no sólo le imprime importancia a este evento ante los ojos de las casas matrices, sino que garantiza que los asistentes vivan una experiencia única y disfruten de lanzamientos, primicias, carros concepto y novedades que se han presentado en el transcurso de este año en otras latitudes.

Las expectativas son enormes, pues este Salón tiene la particularidad de que funciona como vitrina para la exhibición de extraordinarios modelos que satisfagan la curiosidad de los aficionados, pero también como plataforma para vender y conseguir repuntar los números para cerrar un buen 2016.

Por eso en los pabellones se destacan las promociones, los descuentos, los planes con 0 % de interés, cuotas iniciales de menos de $1 millón y pagos mensuales que no superan los $500 mil. Representantes de entidades financieras como Davivienda, patrocinador del Salón, y BBVA se pasean con camisetas vistosas ofreciendo información y cupos preaprobados a los interesados en comprar un carro, una moto o un vehículo para trabajar.

Durante estos primeros cuatro días de feria, Chevrolet, Mazda, Porsche y Mercedes-Benz han realizado concurridos eventos para clientes, periodistas y seguidores de la marca. Con espectáculos de luces, música, pasabocas y un ambiente glamuroso como el que caracteriza al sector automotor, ratificaron que este Salón no tiene nada que envidiarles a los principales autoshows.

Andrés González, jefe de proyecto del evento, asegura que “se trata de un encuentro para la gente que le gustan los motores y aunque tenemos un enfoque fuerte hacia el género masculino, las mujeres se sienten cada vez con más fuerza en la compra de vehículos y motocicletas, pues nuestro Salón es un espacio aspiracional pero con propuestas para todos los bolsillos”.

Y para quienes quieren simplemente pasear por el Salón y disfrutar de unas horas de ocio en medio de extraordinarias y coloridas máquinas, hay algunas novedades que no deben perderse. Por ejemplo, la edición especial Jeep Wrangler 75 años, un tributo a este icónico 4x4; las scooters eléctricas de AIMA Colombia, los primeros en incorporar tecnología Bosch a sus motores, de acuerdo con Douglas Olaya, su representante en el país; la X5 híbrida de BMW, el Ferrari Spider 488, las coloridas motos Vespa y los espectaculares modelos Ducati y Royal Enfield; las poderosas camionetas Toyota, los deportivos y SUV de Mercedes-Benz y el portafolio de productos de Porsche, entre otras.

Y para amenizar las horas caminando entre pabellones, qué mejor que divertirse acelerando en la pista de karts de la Plaza de Banderas o los simuladores de Fórmula 1 de Red Bull. Quedan solo siete días para disfrutar de una evento de automóviles de talla mundial en nuestra capital.

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F