A salvo del volante

Las compañías aseguradoras han ampliado la oferta de servicios y productos. Necesidades particulares de las mujeres, así como de los carros antiguos, han sido cubiertas.

Dieciocho entidades en Colombia ofrecen seguros voluntarios para carros, que buscan proteger al conductor. /123rf
Dieciocho entidades en Colombia ofrecen seguros voluntarios para carros, que buscan proteger al conductor. /123rf

En casi todo el mundo conducir es considerada una actividad de alto riesgo. Colombia no es la excepción y, en más de una sentencia, la Corte Constitucional lo ha ratificado. Incluso ha defendido la norma que establece saber leer y escribir como requisito para obtener licencia de conducción de vehículos automotores. Junto a otras obligaciones, como tener dieciséis años cumplidos y aprobar un examen escrito y práctico, la ley colombiana busca garantizar la seguridad y comodidad de los viajeros en las vías.

Debido a la peligrosidad que generan los vehículos y las incertidumbres ante posibles eventos catastróficos, los seguros han aparecido como alternativas. Las compañías aseguradoras le han apostado a cubrir las necesidades cada vez mayores y particulares de los conductores.

En la oferta de las empresas colombianas se encuentran desde seguros para carros clásicos y antiguos, de alta y baja gama, taxis amarillos y hoteleros, volquetas y motos, hasta autos propiedad de mujeres.

Mapfre, por ejemplo, ofrece un producto específicamente dirigido a la población femenina. Los daños a bienes de terceros, lesiones o muerte a una o más personas, pérdida por hurto y terremotos están amparados. Los gastos de cirugía plástica para lesiones estéticas, despinchada y desvarada por gasolina son algunos de los beneficios adicionales que incluye y que no se encuentran en un seguro convencional.

Asimismo, Royal & Sun Alliance Seguros (RSA) cubre el hurto de la cartera y sus contenidos como consecuencia de la rotura de cualquier ventana del vehículo. Además de traslado al domicilio y bloqueo de documentos.

Por otro lado, Allianz ofrece pólizas para aquellos carros antiguos que por largos años han recorrido el mundo y requieren de especial atención. Están dirigidas a los clientes con vehículos de más de doce años y brindan, además de los servicios básicos, asistencia jurídica en procesos penales y civiles, cubre la ocurrencia de un temblor, terremoto y erupción volcánica, servicio de grúa, conductor de regreso e informe del estado de las carreteras.

Liberty Seguros también valora lo clásico, por eso ha enfocado sus servicios en modelos 1969 y anteriores. Esta compañía diseñó un producto para los dueños de autos con valores superiores a $85 millones y uno de sus servicios más atractivos es el vehículo sustituto por siete días, hasta por 700 kilómetros.

El valor de todas estas ofertas varía, entre otras cosas, de acuerdo al costo del automotor, de los repuestos y del monto de la cobertura de la responsabilidad civil. En Colombia, dieciocho entidades ofrecen seguros voluntarios de automóviles, según la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda).

El Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) debe comprarse en cualquiera de las ocho entidades autorizadas y pretende asegurar la atención para las víctimas de este tipo de accidentes. Los gastos médicos y funerarios, así como la incapacidad o muerte están cobijados. Losconductores que no tengan el SOAT serán multados y retenidos.

Temas relacionados