¡A toda velocidad!

La llegada de nuevos modelos, la calidad y el respaldo de sus fabricantes y sus precios competitivos les han permitido conquistar el mercado automotor colombiano y posicionarse dentro de las más vendidas.

Tener un carro fabricado en Alemania, el país en el que se creó el primer automóvil de la historia, fue por mucho tiempo una posibilidad que sólo tuvieron unas cuantas personas en países como el nuestro. El costo de vehículos de marcas como Audi, BMW, Volkswagen o Mercedes Benz era bastante alto y el portafolio de modelos no muy amplio.

Hoy, todo es distinto. Aunque quienes andan en alguno de estos carros siguen siendo personas exigentes que buscan los más altos estándares de calidad, confort, tecnología, además de poder disfrutar de una experiencia única y placentera cada vez que conducen, ahora son más los que tienen la posibilidad de acceder al segmento de los premium.

Jennifer Francis, gerente general de Colwagen, explica que esto se debe a los precios más asequibles con los que están llegando los diferentes modelos, que son competitivos en el mercado y en muchos casos similares a los de los vehículos nacionales. A esto se suman las facilidades para acceder a créditos, las promociones que están realizando a lo largo del año los diferentes concesionarios y una oferta más amplia en el portafolio que ha permitido que al país lleguen referencias que son muy demandadas en el mundo.

Todos estos son factores que han contribuido a que las marcas alemanas se posicionen cada vez con mayor fuerza en Colombia. De hecho, así lo evidencian las cifras de 2011, que ha sido un excelente año para la industria automotriz. Audi, por ejemplo, a pesar de sufrir dificultades porque la demanda es más alta que la oferta de modelos que llegan (ver recuadro), comercializa cerca de 120 unidades mensuales. BMW, por su parte, se mantiene como líder del segmento de los premium y como una de las diez marcas más vendidas del sector automotor colombiano, y Mercedes Benz también está atravesando por un muy buen momento y ha duplicado las ventas registradas el año pasado.

Todas estas marcas tienen una presencia fuerte en ciudades como Bogotá, Medellín, Barranquilla, Cali y Bucaramanga y a lo largo de cada año están sorprendiendo a sus clientes con lanzamientos y planes especiales, que han contribuido a garantizar que quienes eligen uno de sus vehículos no estén dispuestos a abandonar el sello de la calidad alemana.

Temas relacionados