Toyota Camry con clase

Este auto familiar es sinónimo de elegancia, calidad y funcionalidad. Es un sedán hecho para durar en el tiempo y con la cualidad de tener el sello de la marca japonesa. Es un auto exclusivo de la red Distoyota.

Imponente, así es el Toyota Camry, un vehículo reconocido ampliamente en los mercados de Estados Unidos y de Europa, gracias a su sofisticación, elegancia, sobriedad y tecnología, que poco a poco ha ido ganando terreno en el país.

En el pasado Salón del Automóvil de Bogotá, Distoyota lanzó una segunda versión de este vehículo, con motorización de 2.4 litros, que se complementa con el V6 de 3.5 litros que ya se comercializaba en Colombia. Se trata de la sexta generación, en el que sus ingenieros se enfocaron en acentuar el estilo deportivo en la carrocería y a la vez reflejar, por su robustez, el alto rendimiento del motor.

El Camry, además de ser un auto familiar, cumple a la perfección con un comportamiento deportivo, pues la suspensión hace que este carro circule más cerca de la superficie, con el fin de tener una mayor estabilidad, maniobrabilidad y excelente comportamiento en curvas. Prueba de ello es su participación en las competencias de la serie Nascar, en Estados Unidos.

Detrás del parachoques trasero, el escape doble con terminación cromada da la clave de lo que está bajo el capó: un poderoso motor de 2.4 litros, de cuatro cilindros, doble árbol de levas (DOHC) y 16 válvulas, con el que alcanza los 170 caballos de potencia y 226 Nm a 4.100 RPM. Como ya es tradición en Toyota, este motor cuenta con VVT-i dual o regulador variable dual de válvulas de admisión y de escape que, mediante la inteligencia de los sistemas electrónicos, mejora el rendimiento del combustible y de la potencia de los motores.

En el habitáculo, llama la atención por el control automático del clima en dos zonas con ionizador Plasmacluster. Igualmente, trae un conector auxiliar de audio, detalles del interior de madera y control remoto universal HomeLink, entre otros elementos que definen la cabina del carro diseñado para una total comodidad por la mente de los ingenieros. En cuanto a sistemas electrónicos de seguridad, el nuevo Camry viene con sistema de frenos antibloqueo ABS, distribución electrónico de la fuerza de frenado (EBD), asistencia de freno, control de estabilidad (VSC) con control de apagado y control de tracción (TRAC).

La transmisión es automática de seis velocidades, con overdrive (sobremarcha) controlado electrónicamente con el sistema (ECT-i) y con cambio de marchas secuencial, que permite un manejo deportivo cuando el conductor lo desee.

Todas las versiones de Camry que se comercializan en Distoyota tienen en común un avanzado sistema de bolsas de aire. Son siete y son: para el conductor y pasajero, delanteras, traseras tipo cortina, laterales montadas en los asientos delanteros para el conductor y pasajero delantero, y para las rodillas de quien conduce. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Nissan Sentra SR: renovado y deportivo

Ford vendió su Mustang número 10 millones