Veloster, el tres puertas de Hyundai

La marca coreana presenta una propuesta innovadora. Un modelo con un diseño futurista, inspirado en las motocicletas de alta competición.

A simple vista es un cupé. De hecho, es un cupé. Entonces ¿qué tiene de diferente? Muchas cosas, pero hay una en especial que no salta a la vista y que lo convierten en un vehículo único: El Hyundai Veloster es un tres puertas (1+2), un modelo innovador que llegará en los próximos meses al país para seguir enriqueciendo el renovado y completo portafolio de la marca coreana en el país.

El Veloster, que tiene el diseño de un cupé y la funcionalidad de un hatchback (cinco puertas), llama la atención gracias a su diseño futurista y a sus medidas asimétricas que se salen de lo convencional. Es un vehículo que nació en el centro de diseño que la marca coreana tiene en los Estados Unidos y que tuvo como fuente de inspiración las motocicletas de alta competencia, al punto que su techo acristalado se basa en las viseras de los cascos; la consola central al tanque de gasolina de una máquina de dos ruedas; y el escape toma prestado el diseño del de los utilizados en las motos.

Lanzado en el Salón de Detroit del año pasado, este singular modelo presenta una propuesta innovadora para los amantes de los cupés, cuya finalidad es brindarles a los pasajeros un acceso cómodo a la parte trasera, diseñada únicamente para dos personas, pues la parte central está separada por una consola portaobjetos. La manija de la tercera puerta está estratégicamente camuflada, por lo que si no se es buen observador es difícil advertir que se trata de un tres puertas y bien se podría pensar que se está enfrente de un cupé de dos.

El Veloster es de esos carros que despiertan polémica, que conquistan de entrada o que simplemente no son entendidos, pero lo que sí se puede decir es que es un ‘robamiradas’ y que en las calles nunca pasará como uno más… Y es que sus medidas no entran dentro de lo convencional y eso, de por sí, ya lo diferencia de los demás de su ‘especie’, si es que se puede encontrar un punto de comparación. Tiene 4.22 metros de largo, 1.40 metros de alto y 1.79 de ancho, con una distancia entre ejes de 2.65 metros, que permiten albergar con comodidad a cuatro pasajeros. Si bien ópticamente, por la caída del techo acristalado, se podría pensar en que los pasajeros podrían tener problemas con la cabeza, no hay tal y pueden ir cómodamente sentados.

Deportivo, dinámico, innovador, futurista… en fin, son muchas las palabras que se podrían utilizar para describir al Veloster, en el que destaca una gran parrilla hexagonal, faros alargados y generosos y exploradoras de gran tamaño. Sus líneas son fluidas y transmiten sensación de movimiento, desde la parte frontal hasta la trasera. En esta última, llama la atención el tubo de escape doble, con punta en cromo, que está incrustado en el centro del parachoques trasero, con una posición baja, heredada de los mejores cupés, algo que se complementa muy bien con la modernas luces traseras, que gracias a unas líneas marcadas, parecen extenderse hasta la tapa del baúl.

En todos los aspectos, el Veloster denota modernidad, pues en el interior, gracias al techo de cristal la sensación es muy agradable, que se complementa con una consola que, como se dijo anteriormente, tomó su base del tanque de una motocicleta.

El Veloster viene equipado con un motor de 1.6 litros MPi de 16 válvulas (Gamma) CVVT (tiempo de apertura de válvulas continuamente variable), que desarrolla una potencia de 128 caballos a 6.300 revoluciones por minuto y un torque de 16.0 Kgm a 4.850 rpm y estará disponible en el país en versiones mecánica o automática de seis velocidades.

En materia de seguridad, cuenta con frenos ABS y airbags frontales, así como una estructura de acero reforzada que permite una mejor absorción de la energía en caso de colisión. En equipamiento, viene con pantalla táctil de siete pulgadas, sensor de reversa con cámara; bluetooth con auxiliar USB, aire acondicionado automático, timón graduable en altura con columna colapsible, espejos plegables, computador de a bordo (indicador de consumo promedio, promedio de velocidad y autonomía de combustible), indicador de temperatura exterior y pedales deportivos, exploradoras, limpiaparabrisas trasero, sensores de lluvia, manijas cromadas, spoiler trasero y rins de aluminio de 18 pulgadas, entre otras cosas.

Todavía no se sabe el precio, pero lo cierto es que el Veloster no llega al país como convidado de piedra, sino con la intención de ser protagonista y de seducir a quienes aman lo que se sale de lo convencional.

Rendimiento

Los motores Gamam, de última generación, son amigables con el medio ambiente. Sin ser un ‘tote’, el motor 1.6 se desempeña muy bien tanto en ciudad como en carretera. Preocupa un poco el bajo perfil de los neumáticos, teniendo en cuenta las malas condiciones de las vías colombianas.

El computador de abordo cuenta con un Eco entrenador, sistema que analiza la conducción y le entrega puntos al conductor. También proporciona información instantánea de economía de combustible, con el objetivo de que los conductores puedan comparar su consumo promedio con los propietarios de otros Veloster. 

Temas relacionados
últimas noticias