Vidrios en buen estado

Mitos y verdades sobre cómo cuidar, limpiar y mantener los espejos de su carro. Consejos para panorámicos, traseros y polarizados.

Que una papa cortada a la mitad los desengrasa, que se empañan con el frío, que se empañan con el calor, que de cualquier forma se rayan, que el periódico es la opción más favorable, que prevalece la bayetilla. La manera como se limpian y se conservan los vidrios de un vehículo está sujeta a varias interpretaciones de los conductores que, a la hora de la verdad, confunden a aquellos que buscan los mejores implementos para su vehículo.

Lo primero que hay que tener en cuenta en el proceso de limpieza de los vidrios es que un paño seco será el mejor aliado ante la suciedad, los rayones y esos días húmedos, tan comunes por esta época.

De acuerdo con Luis Gordillo, jefe de taller de Metrokia S.A., los vidrios se deben limpiar, sí o sí, con “agua y un paño seco y suave para no generar microrrayones y, en situaciones de emergencia, se requiere un paño limpio y seco o en su defecto papel higiénico o periódico”. Por ello, la bayetilla se ha convertido en un implementó fundamental dentro de la guantera y en casos extremos, antes que el sentido común, lo mejor es recurrir a los expertos.

Mitos y verdades

La papa

No es cierto que absorba la grasa de los vidrios y tampoco es la mejor opción para limpiarlos. Si no se tiene un paño seco, el plan B es utilizar papel periódico.

Limpiaparabrisas

Se deben cambiar plumillas cada 10.000 km o cuando el barrido no es uniforme y quedan líneas de agua sin limpiar.

El sunroof

El vidrio del sunroof no es diferente al de los del resto del vehículo y por lo tanto debe dedicarse el mismo cuidado para su mantenimiento y limpieza.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Fiat 500X: el hijo pródigo