Enfermedades comunes en el nacimiento

Esta es una guía completa de las dolencias más comunes y los alimentos que debemos incluir, de manera paulatina, hasta el primer año.

 El desarrollo infantil va acompañado de enfermedades que, en muchos casos y con los cuidados necesarios, no ponen en riesgo la vida de los pequeños. Un pediatra nos cuenta cuáles son, cómo tratarlas y cómo identificar síntomas de alarma que requieran consulta médica y un tratamiento especializado.


Recién nacidos

Los primeros meses de vida el bebé se enfrenta al mundo por primera vez. La mamá le transmite unas defensas indispensables para mantenerse con vida, pero su organismo se manifiesta ante los fenómenos que lo rodean y aparecen reacciones fisiológicas frente al entorno familiar.

1.Dermatitis: los bebés tienen una piel muy sensible al nacer. Esto hace que puedan sufrir muy comúnmente de irritaciones que pueden ser producidas por el calor, el frío, las lociones, el jabón y las cremas antipañalitis: “es recomendable durante esta etapa no abusar de jabones ni lociones. Mientras más natural sea el cuidado de la piel de un bebé, mucho mejor”, afirma el pediatra, Carlos David Molina.

*Las lociones deben aplicarse de manera moderada en la ropa, nunca directamente sobre la piel.

*Esperar mínimo 15 días para empezar a usar jabón.

Dermatitis del área del pañal: es una dermatitis localizada en el área genital y puede darse por malos cuidados, higiene incorrecta, calor, alergias al pañal o a la crema antipañalitis. Casi siempre hay aparición de hongos.

*El tratamiento adecuado incluye un mejoramiento del aseo del bebé y una crema para hongos.


2.Ictericia neonatal: todos los niños se ponen amarillos. Es algo fisiológico y natural. Los estudios dicen que es una defensa contra ciertos anticuerpos de la sangre. Es importante determinar la severidad de la ictericia para aplicar un tratamiento diferente. Normalmente aparece al tercer día de nacido y puede durar de una semana a quince días.

Señales de alarma:

•Es importante tener en cuenta el tipo de sangre de la mamá.
•El momento en el que aparece y su severidad.

*El tratamiento consiste en exponer al bebé a la luz solar durante 20 minutos en la mañana y 20 minutos en la tarde. En caso de que llueva o no haya sol, se puede poner al bebé junto a una ventana. No se recomienda el uso de lámparas.

3.Vómito: todos los niños vomitan y se considera normal. Hasta los 6 meses es común. Es importante observar las siguientes situaciones que pueden ser señal de alarma:

•Cuando el niño no engorda o no gana peso con el paso de los días.
•Cuando el vómito se va a los pulmones y tiene síntomas de afecciones respiratorias porque el vómito se queda atrapado.
•Cuando pasa el día con agrieras o indisposición.

4.Constipación: es normal que en todos los niños, y en mayor medida cuando están alimentados exclusivamente de seno materno, no haya defecación diaria. El estreñimiento no se determina por la frecuencia de las deposiciones, incluso pueden demorarse hasta cuatro días. Es importante ver que la materia fecal sea blanda y que sea en buena cantidad. Si al contrario, la deposición es en bolitas, es posible que esté constipado.

*El agua de ciruelas es beneficiosa, así como la leche de magnesia y otros laxantes que debe recetar el pediatra exclusivamente. El especialista recomienda evitar los laxantes y solamente medicarlos como último recurso.

5.Rinitis neonatal: algunos niños sufren de congestión nasal debido a que los conductos son pequeños y pueden obstruirse fácilmente debido a mocos, algodones, residuos de vómito, frío y otros agentes del ambiente. Los bebés hacen ruidos en las noches y estos se pueden confundir con afecciones respiratorias.

*Es eficaz el lavado nasal con suero salino.

6.Cólicos: no se deben confundir con el pujo. Todos los niños pujan y hacen fuerza. Esto es un proceso normal del desarrollo cerebral de los bebés. El cólico se presenta a cualquier hora del día y se manifiesta con dolor al tocar la barriguita, espuma en el popó, sangre o diarrea. Es importante determinar si hay algún problema alimenticio, una intolerancia a la lactosa, una alergia a la proteína de la leche, incluso hay casos raros en que la leche materna les cae mal.

*El pediatra debe determinar la causa exacta y el tipo de cólico para medicar al bebé.

7.Llanto: se presenta generalmente en las tardes sin causa aparente. Se le conoce también como llanto primario. Al terminar la tarde el niño llora continuamente, con fuerza y parece estar irritado. La madre verifica todo pero no logra calmarlo. Puede llorar hasta tres horas seguidas en un episodio que los médicos llaman la ‘hora gris’. Las teorías hablan de cansancio y malestares de adaptación. No se debe confundir con el cólico. Comienza más o menos a las tres o cuatro semanas de nacido.

*Se recomienda ir al pediatra para descartar cualquier otra dolencia en el bebé. En ocasiones el movimiento los sosiega un poco.

8.Conjuntivitis /Dacrioestenosis: se presenta cuando el bebé amanece con secreción en los ojos. Hay lagañas debido a que el conducto lagrimal que va del ojo a la nariz se obstruye.

*El pediatra debe recetar un medicamento para tratarla.

 

Síntomas que se deben tener en cuenta en el recién nacido que pueden causar la muerte:

•La fiebre no es normal en ningún caso.
•Dificultad para respirar: Se hunden las costillas, el bebé abre mucho los hoyos nasales, puja constantemente, se pone morado alrededor de los labios o las uñas, se pone pálido después de comer o suda mucho.
•Aunque las deposiciones líquidas son normales, hay que tener cuidado si: van acompañadas de cólicos, huele mal, es persistente o si el niño se ve deshidratado (ojos y mollera hundidos, lengua seca).
•Rechazo del seno.
•El bebé se queda muy dormido y es difícil despertarlo.

 

La especialista recuerda que…

Los bebés tienen las costumbres que uno les permite. Por ejemplo, si come cada medio hora, se puede producir reflujo gastroesofágico. Al alimentarlo hay que despertarlo bien y cerciorarse de que reciba la toma completa para que, al poco tiempo, no vuelva a tener hambre.


La importancia de un embarazo saludable

Una de las causas de muerte en el recién nacido más frecuentes es el parto pretérmino, pues puede generar complicaciones respiratorias y gastrointestinales. Este se puede presentar por: infecciones, preclamsia, hipertensión arterial, ruptura prematura de membrana.

También se presentan problemas cuando hay restricción del crecimiento intrauterino, por lo general causado por malnutrición materna y fetal, o intoxicación. La diabetes gestacional condiciona el incremento de la glucosa al feto, por eso cuando nace es de peso muy alto, presenta hipoglicemia de difícil manejo o malformaciones si la diabetes no se ha controlado tempranamente.

Temas relacionados