Bikram yoga, estirar y meditar a 42°C

Veintiseis posturas que llevan el cuerpo al límite en un salón hirviendo. Quemar grasa, liberar toxinas y oxigenar los tejidos son algunas de las ventajas que la han posicionado en Colombia desde hace seis años.

A una temperatura de más de 26°C se realiza una rutina de 26 posiciones./ Andrés Torres

Hace seis años llegó a Colombia una alternativa para cuidar el cuerpo y controlar mejor las emociones. Una disciplina que exige resistencia, pero sobre todo concentración. Se trata del  bikram yoga, una serie de 26 posturas con dos ejercicios de respiración, que sirve para estirar todas las partes del cuerpo. Y aunque esto suena a una rutina sencilla, no lo es. Quienes la practican lo hacen a 42 grados centígrados.

El bikram yoga es casi un estilo de vida, que enseña a ser más paciente, a pensar cada una de las acciones, a conocer el cuerpo y exigirse, sin importar la edad. De esta forma se logra tener una vida sana, un peso ideal y se disfruta de una sensación de bienestar permanente. Así lo asegura Vannessa Woodcock, la mujer que trajo esta práctica a Colombia y para quien “nunca se es demasiado viejo, demasiado enfermo o se está demasiado tarde para volver a empezar”, especialmente cuando se trata del cuidado personal.

Según Woodcock, dueña del centro Bikram Yoga, ubicado en Bogotá, son muchísimos los beneficios de esta práctica gracias al calor. En primer lugar, el organismo quema mucha grasa, libera toxinas y se remueven los residuos por el sudor del cuerpo. Como están tan dilatados los poros de la piel, hay una oxigenación más eficiente en los tejidos, los músculos y los órganos. Además, se logra un estiramiento profundo, que previene lesiones musculares.

En la parte emocional, esta práctica invita a retarse. Se regulan los niveles de estrés y ansiedad, pero sobre todo se mide la fortaleza mental. Woodcock reconoce que no es fácil vencer el desafío del calor, pues al principio solo se piensa en la fatiga que produce. Pero con el tiempo y la práctica el cuerpo se acostumbra a la temperatura. Para la entrenadora, lograr hacer ejercicios de estiramiento bajo altas temperaturas no es tan difícil, pues siempre se realiza la misma rutina y la tarea de quien lo practica es perfeccionar sus movimientos.

De las ventajas del bikram yoga puede dar fe Jorge Rojas, quien lo ha practicado durante un año y gracias al cual ha perdido 30 kilos. “Tenía sobrepeso y además por mi trabajo vivía muy estresado. Este ejercicio sirve mucho para relajar la mente y para entrenar el cuerpo, ya que con una buena  alimentación puedes obtener excelentes resultados”.

En cada sesión participan alrededor de 20 personas. Cada una lleva un vestuario cómodo, que le permite estirar y aguantar la temperatura. El cuarto se calienta con una máquina de gas. La rutina es guiada por una instructora, quien exige aumentar el ritmo de trabajo de acuerdo con el estado físico. Se estiran piernas, brazos, el torso y se controla la respiración. A diferencia del yoga  convencional, el bikram es mucho más dinámico y rápido.

Tal vez por estas características ha sido tan bien recibido en el país. Cada vez se abren más sitios y aumenta el número de seguidores que se le miden al reto bikram, que consiste en realizar la rutina durante 60 días, tres veces por semana, el tiempo mínimo recomendado para empezar a notar los cambios. La responsable de la llegada de esta práctica a Colombia espera que siga creciendo paulatinamente como en Estados Unidos, en donde fue creado por Bikram Choudhury, inspirado en las 26 posturas de hatha yoga que aprendió en su natal India.

Otro de los aspectos llamativos es que se ha convertido en una especie de comunidad mundial. A las clases de Vannessa Woodcock llegan personas de todos los rincones, como Francisco Arrieta, un mexicano que vive en Bogotá desde hace unas semanas. Según Arrieta, todos los visitantes van por la misma razón: intentar sentirse bien consigo mismos, en un espacio en el que encuentran tranquilidad, reflexión y buen ejercicio. Un lugar en donde no agobia la rutina ni el afán de la cotidianidad.

Temas relacionados

 

últimas noticias