Bogotá al descubierto

En las calles de la ciudad, casi escondidos, hay espacios para romper con la rutina y escapar de la inhóspita magnitud de la capital. Ciclopaseos nocturnos buscan reconocerla y hacer de ella un inagotable mundo por conocer.

Tumbao y son cubano

Viajar en el tiempo, transportarse a los clásicos clubes de jazz de Nueva York o París y sentirse en los años cuarenta es posible en Cuban Jazz Café. Ubicado en el centro de la ciudad, este lugar abre sus puertas con la mejor rumba al son de la corneta y el bongo. Los días viernes y sábado hay música en vivo hasta las 3 de la mañana.

Los jueves de paella y las clases de baile, Rueda de Casino, al ritmo de guaracha, son otros de los atractivos con los que este bar ha conquistado a los capitalinos.

(Vea la galeria)

El arte del cine

El Padrino, Psicosis y Luis Buñuel son algunos de los cocteles que se ofrecen en Cinema Paraíso, una sala de cine independiente en Usaquén que hace de ver películas un verdadero placer.

En compañía de un café, tragos, pizza o sánduches, los asistentes disfrutan de la pantalla grande.

El País de la Niebla

Así fue llamado el Páramo de Sumapaz por los españoles hace más de 400 años, cuando emprendieron una expedición en busca del tesoro de El Dorado. Cinco siglos después aún conserva su apariencia blanca y nubosa. El frío creciente con el ascenso de las colinas arropa las 154.000 hectáreas, que los caminantes podrán recorrer en cinco horas. Ubicado en la localidad de Sumapaz, el páramo más grande del mundo aguarda con sus lagunas sangradas: La Guitarra, Boca Grande y Chisacá.

La capital, epicentro del rock

En su decimonovena edición, Rock al Parque dejará sin aliento a los más de 300.000 asistentes que año tras año se reúnen en el Parque Simón Bolívar para sacudir sus cuerpos al son de las mejores bandas. Durante este fin de semana, desde Los Ángeles, España, Estados Unidos y Argentina, destacados exponentes del género arribarán a la capital. Illya Kuryaki and the Valderramas clausurará el evento con su fusión de rock, funk y hip hop.

Pedaleando bajo la luna

Todas las noches de los miércoles, cientos de personas se dan cita en la calle 96 Nº 10-57, a las 7 de la noche, para pasear sobre dos ruedas por la ciudad. Este encuentro, que ya tiene siete años de tradición, fue creado por Andrés Vergara, un aficionado de la bicicleta que ha llegado en ella al cabo de la Vela, Buenaventura y la frontera con Ecuador. Desde entonces ha propuesto rutas distintas de lado a lado de Bogotá para generar un nuevo concepto de ciudad. Durante 3 horas y casi 20 kilómetros, los ciclistas descubren una nueva capital.

Temas relacionados

 

últimas noticias