¿Por qué Bogotá es el hub de una de las aerolíneas más grandes del mundo?

Antonio Cuoco, director general de Lufthansa en Colombia, Ecuador, El Caribe y Venezuela, revela cómo le ha ido a la compañía en su regreso a Bogotá y cuenta cuáles son los lugares que más disfruta de la capital colombiana.

Antonio Cuoco, director general de Lufthansa en Colombia, Ecuador, El Caribe y Venezuela.

Antonio Cuoco es de esos alemanes que de entrada dejan ver su país de origen: imponente, claro, organizado y estricto. Llegó a Bogotá el 1° de octubre de 2015 en un vuelo desde Caracas, donde durante seis años ocupó el cargo de director general, para hacerse responsable de Lufthansa en Colombia, Ecuador, el Caribe y Venezuela. Sus estudios en ingeniería civil y dos Honoris Causa de la Universidad de Aviación Civil en Ucrania, le permitieron vincularse con la compañía hace 27 años.

Ha ejercido labores en Rusia, Polonia, Italia, Alemania y Ucrania, por lo que hoy se siente privilegiado con los días soleados de Bogotá, la calidez de su gente, la exquisita gastronomía, la belleza natural de los paisajes y, por supuesto, la dinámica del mercado. En entrevista con este medio, reveló cifras de la aerolínea más grande de Europa y habló un poco de su vida en un país latino.

¿Por qué eligieron Bogotá como el hub para la región Andina?

Desde Bogotá somos un pequeño centro de conexiones, porque aquí llegan los clientes del Sur, de Quito, de Lima, pero también desde el norte de Caracas y otras zonas del Caribe. Además la ciudad tiene una excelente infraestructura con el nuevo aeropuerto El Dorado y un mercado en crecimiento que se ha venido desarrollando muy bien en los últimos años.

Lufthansa había estado en Colombia hace algunos años y tuvo que irse. ¿Cómo le ha ido en esta segunda temporada?

Regresamos en 2010 y la respuesta de Colombia ha sido muy positiva. Antes los vuelos salían una vez a la semana y hoy volamos a diario. Actualmente Lufthansa ofrece más de 200 destinos en 75 países, esta variedad de opciones, sumada a la excelente atención y a la seguridad que brinda la compañía hace que los colombianos nos prefieran.

Debo destacar que tener de partner a Star Alliance, la alianza de aerolíneas más grande del mundo, también nos ha favorecido. Con ellos ofrecemos más de 1.000 destinos a nivel mundial y hacemos conexiones desde ciudades como Cali, Medellín, Bucaramanga y Barranquilla.

¿Cómo ha sido el crecimiento de Colombia, comparado con el de la región?

Estamos muy satisfechos con el desarrollo que ha ido teniendo, es un mercado maduro. En general, Lufthansa en América Latina está invirtiendo, está en expansión. Inició en 2010 con un vuelo desde Bogotá, el año siguiente con Río de Janeiro, recientemente se abrió el vuelo de Panamá y en todo el Caribe hay cada vez más destinos a los que llegamos.

¿Cómo espera seguir posicionando la aerolínea en el país?

Escuchando primero a los clientes, porque son ellos a quienes les dedicamos nuestro trabajo y ofreciéndoles lo que necesitan. Hoy el servicio responde a las necesidades y gustos de los viajeros de Lufthansa.

¿Qué innovaciones han implementado?

Desde hace años somos la primera aerolínea que ofrece desde la salida hasta el aterrizaje el servicio de internet en el avión. Recientemente se inició en Europa una experiencia de tener un recibo de maleta electrónico, para que el pasajero pueda también seguir on line su equipaje en todo el viaje y Lufthansa participa con los grandes constructores Boeing y Airbus en la fase de desarrollo del proyecto.

Si no ocupara este cargo, ¿qué estaría haciendo?

Me gusta lo que hago. No lo cambiaría.

¿Qué lo hace feliz de su trabajo?

Cuando tenemos clientes satisfechos, que incluso después de un reclamo siguen siendo fieles a la aerolínea.

¿Viaja siempre en primera clase?

No. Me gusta mucho la nueva clase ejecutiva que se renovó hace algunos años. La política de producto de Lufthansa es que cuando hay un cambio en cualquier clase se desarrolla en toda la flota. Entonces hoy en día todos los aviones tienen la clase ejecutiva con la cama flat, donde hasta yo, que mido 1,93 m, puedo dormir cómodo y relajado.

Por otra parte, a comienzos de este año se implementó el signature service, que consiste en que no le llevan la comida ejecutiva al pasajero, sino que hay un restaurante con cuatro opciones de entrada, de ensaladas, postres, variedad de vinos y licores.

¿Cómo le parece Bogotá?

Muy bella. Me gustaría disfrutarla más porque viajo mucho. Pero me gusta la Plaza de Bolívar con la Catedral, la zona colonial y Monserrate. Es una ciudad muy linda, interesante y con una excelente cocina.

¿Qué hace en el tiempo libre?

Tengo mi familia, mis perros, me gusta la fotografía y cocinar. Preparo desde arepas hasta pasta y recetas de los diferentes países en los que he estado.

 

últimas noticias