Escenarios de películas: la tendencia del 'jet setting'

Más de la cuarta parte de los viajeros eligen un destino después de haberlo visto en la gran pantalla. Estados Unidos, Nueva Zelanda e Inglaterra promocionan las locaciones como sus nuevos atractivos.

La extraordinaria fortaleza de Dubrovnik, en Croacia, alberga uno de los castillos más famosos de la televisión en los últimos tiempos: la Fortaleza Roja, hogar de los reyes de la aclamada serie ‘Game of Thrones’. La llamada “perla del Adriático” sorprende a los turistas con sus panorámicas de aguas cristalinas e inmaculadas edificaciones antiguas, que le merecieron ser declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. / Foto: iStock
La industria del cine es, sin lugar a dudas, una de las más rentables del mundo. No sólo porque millones de personas asisten cada día a los teatros para disfrutar de los últimos estrenos o por las voluminosas ventas en camisetas, muñecos y accesorios de las cintas más aclamadas. Para sentirse parte de esas historias que consideran inolvidables, cientos de fanáticos están dispuestos a realizar peregrinajes hasta los maravillosos lugares en donde fueron grabadas sus escenas favoritas.
 
A esta tendencia, relativamente reciente, se le conoce como jet setting. Según una investigación hecha por la agencia inglesa Halifax Travel Insurance, más de la cuarta parte de los viajeros del mundo eligen un destino de vacaciones luego de haberlo visto en una película.
 
Es tan significativo el éxito de esta tendencia, que desde hace algún tiempo países como Inglaterra, Estados Unidos y Nueva Zelanda empezaron a crear estrategias de mercadeo para promocionar las locaciones también de series de televisión, como la aclamada Game of Thrones.
 
Playas paradisiacas, imponentes paisajes montañosos, desiertos que albergan casas debajo de la tierra, enormes castillos, mercados y estaciones de tren forman parte de la lista de los atractivos más apetecidos por los gomosos del séptimo arte y la pantalla chica. Conozca algunos de estos maravillosos lugares.
 
Londres Mágica
 
 
 
Aunque muchos lo reconocen por ser el Callejón Diagon de Harry Potter, el nombre real de este pintoresco mercado es Leadenhall Market. Su estilo victoriano y techos pintados cautivan a los visitantes. Sin embargo, no es el único. Después de la saga del joven mago también se han convertido en populares atractivos la estación de trenes King’s Cross, entre los andenes 9 y 10, donde hoy hay un carrito de equipaje que desaparece, y el castillo Alnwick, en el condado de Northumberland, que le dio vida al colegio de magia Hogwarts.
 
Desierto Espacial
 
 
Antes de que George Lucas llegara era poco lo que se sabía de Matmata, en Túnez. Caracterizado por sus curiosas casas trogloditas, construidas dentro de las montañas, se hizo famoso luego de ser usado para darle vida a Tatooine, hogar de Anakin y Luke Skywalker, de ‘La guerra de las galaxias’, y como locación para algunas de las escenas de ‘Indiana Jones y los cazadores del arca perdida’. Hoy en día es muy visitado debido a sus hoteles temáticos e increíbles oasis.
 
La isla espía
 
 
 
Conocida como la isla de James Bond, por su aparición en ‘The man with the golden gun’, en 1974, la curiosa formación rocosa de Ko Tapu, en Tailandia, llama la atención de cualquiera que la vea, sin importar que no conozca su referencia cinematográfica. Ubicada en medio del Parque Nacional Ao Phang Nga, ofrece a sus visitantes una experiencia única navegando en una tradicional balsa larga tailandesa entre acantilados, cuevas que parecen flotar sobre el mar, monos, peces y reptiles.
 
Matamata
 
 
En medio de colinas de un intenso color verde se esconde La Comarca, hogar de los hobbits creados por J. R. R. Tolkien y  llevados al cine por Peter Jackson  en la trilogía de ‘El señor de los anillos’ y ‘El hobbit’. Este mágico pueblo forma parte de los increíbles paisajes que Nueva Zelanda tiene para ofrecer. Todo el año hay recorridos guiados para los aficionados. Son dos horas de viaje desde el Parque Nacional Tongariro, elegido como escenario para representar al aterrador Mordor, gracias a sus imponentes montañas.
 
Temas relacionados