Hoteles cueva, descanso en las montañas

Aunque no son económicas, estas exclusivas suites, en países como Turquía, España y Estados Unidos, permiten vivir bajo tierra una experiencia inolvidable.

En Turquía, los turistas pueden encontrar varios de estos únicos hoteles. / Foto: iStock
El tema no es nuevo. Desde tiempos prehistóricos las cuevas han funcionado como abrigos naturales para el hombre y como sitios para echar raíces gracias a su capacidad de soportar las inclemencias del clima y el paso del tiempo. Aunque actualmente todavía se encuentran algunas personas que habitan de manera permanente en estos lugares, la mayoría han sido reconvertidos en sigilosos pero sorprendentes hoteles.
 
Piscinas con aguas azul turquesa, lujosas suites, amplios patios que ofrecen panorámicas de ensueño y antigüedades como parte de la decoración crean una atmósfera que les garantiza a los huéspedes una experiencia agradable y difícil de superar. Conozca algunos de los hospedajes entre la tierra más apetecidos por sus paisajes, originalidad y servicio.
 
Hezen Cave Hotel (Turquía)
 
 
Una formación geológica única en el mundo que parece sacada de una película y que a los viajeros les fascina observar desde inolvidables paseos en globo. En Capadocia existen varias opciones de hospedaje y cada una se diferencia por sus originales características. En el Hezen Cave Hotel, por ejemplo, los turistas pueden experimentar la arquitectura, el estilo, el diseño, el confort y la hospitalidad turca. Cuenta con 15 elegantes habitaciones tipo cueva con cómodas camas y ducha privada. Hay cuartos dobles estándar, dobles rupestres, cueva “suite” con sala de estar totalmente independiente y cueva superior “suite”. El hotel tiene un amplio “lobby” y una magnífica panorámica a la antigua aldea Ortahisar y los valles que la rodean.
 
Casas Cueva Cazorla (España)
 
 
Ubicadas en el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, en el pueblo de Hinojares, este complejo de cuatro casas ofrece una comodidad difícil de olvidar. Cada una está acondicionada con jacuzzi, WiFi, televisión, DVD, piscina, jardín, chimenea, calefacción y cocina, y se pueden alquilar para grupos de dos a ocho personas, quienes disfrutarán de la decoración rústica que ofrece el entorno. Aunque los precios son algo elevados, se pueden conseguir ofertas desde 100 euros por persona, según la temporada. Están certificadas con el sello Sicted como un destino de Calidad, distinción que da la Delegación de Turismo de Andalucía, promovida por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
 
Gamirasu Cave Hotel (Turquía)
 
 
Se trata de la primera instalación del corazón de la aldea de Capadocia puesta en servicio en 1999. El hotel, que fue utilizado como un retiro monástico en la época bizantina, ofrece una plácida estadía en medio de un encantador pueblo. El diseño de la piscina, puesta en funcionamiento en 2010, está inspirado en las antiguas piletas romanas de Capadocia. Tiene 74 metros cuadrados, calefacción y cerca de 1,40 metros de profundidad. Entre los servicios que ofrece se destaca el préstamo de bicicletas para aventurarse a recorrer los alrededores, parqueadero, WiFi, servicio médico y agua embotellada. El valor de la noche oscila entre los 185 y 1.200 euros.
 
Kokopelli's Cave (Estados Unidos)
 
 
Uno de los principales atractivos que tiene este lugar es la maravillosa vista que reúne los atardeceres de Arizona, Nuevo México, Utah y Colorado en sus cuatro  esquinas. Cuenta con aproximadamente 1.700 metros cuadrados en los que se encuentra el dormitorio principal, comedor, sala, cocina, baño con ducha cascada, jacuzzi y chimenea. La cueva, heredada por el geólogo Bruce Black, quien quería  adecuarla como su observatorio privado, fue reconvertida en un primoroso  Bed & Breakfast con pequeños lujos. Sus precios oscilan entre los 280 dólares para una o dos personas por noche y los 320 dólares para tres o cuatro personas.