Juanito Viajero: de gerente a mochilero

Juan Fernando Campo es un emprendedor que lleva más de dos años recorriendo el mundo. Pasó de ser un gerente de marketing a un Mochilero que conoce los cinco continentes, además tiene un proyecto de conferencias para inspirar a otros a cumplir sus sueños.

Cortesía

Es media noche y veo a través de la ventana de mi habitación como cae la nieve en la helada Patagonia Chilena. Trato de inspirarme y alentar mi corazón con los recuerdos de los últimos dos años de viaje por el mundo. Quiero escribir algo que toque muchos corazones y no sé si lo logre, ya que las palabras se enmudecen y mi mente se estanca.

Respiro profundo y empiezo a recordar cómo era mi vida hace 27 meses: los sueños y metas que tenía de ser un gran director de marketing con mucho dinero, la gran cantidad de miedos que se apoderaban de mi ser a cada instante y la rutina mortal que me asfixiaba en cada segundo en esa llamada zona de confort que es fatal para el ser humano.

Pasé de ser un gerente de marketing a un Mochilero emprendedor. Cambié los reportes de ventas para el presidente, por conocer las inmensas montañas del Himalaya y los mares azules del Caribe. Cambié las reuniones con gerentes, clientes y proveedores por reuniones con comunidades árabes y asiáticas. Cambié los gritos y regaños de mi jefe, por las risas y carcajadas de los niños africanos, cambié el mirar el protector de pantalla de mi computadora, por los atardeceres en un Safari africano o las playas paradisiacas en las Filipinas. Cambié los horarios extensos de oficina, por la adrenalina de hacer dedo y hablar con desconocidos judíos en un coche en Israel y recibir un salario en dinero, por un salario cargado de sonrisas y experiencias.

Si me preguntan si soy feliz, diré que soy la persona más feliz. Estoy cumpliendo mi sueño de dar la vuelta al mundo, ser libre, ayudar a otros poniendo mi granito de arena e inspirar a miles de personas a que cumplan sus sueños.

No fue fácil llegar hasta aquí. Disputé mil batallas en mi interior para lograr salir victorioso. Tuve que meterme este sueño en la sangre, transpirarlo y sentirlo en el corazón para que ninguno de esos miedos que sentía me derrotara. Sentía pánico de dejar mis lujos y comodidades, de que mi familia y amigos no me apoyaran. Todos me veían como un descarriado e irresponsable. Me aterrorizaba el pensar que pasaría si no funcionaba el vivir como un viajero, ¿qué iba a hacer después de terminar este viaje? ¿Alguna empresa le daría trabajo a un loco como yo que se fue dos años de viaje? ¿Y qué sería de mi profesión como Ingeniero y especialista en mercadeo? ¿Dónde quedarían años de inversión y esfuerzo por crear ese currículum? Después de estas reflexiones decidí darle vida a Juanito Viajero un emprendimiento para inspirar a otros. Un proyecto de vida que nació para cumplir sueños.

La vuelta al mundo comenzó el 20 de Julio del 2016. Inició en Londres y empecé a moverme lentamente alrededor de los cinco continentes, por más de 40 países y 300 ciudades. Escalé montañas, volcanes, nevados y glaciares. Me maravillé con lagos, lagunas, fiordos, cataratas y desiertos de todos los colores. Conocí las siete maravillas del mundo, y unas cuantas maravillas del mundo natural. Vencí mis miedos de explorar las profundidades del océano y reté cara a cara las máximas alturas que antes me producían miedo. Compartí y me involucré con comunidades de todo el mundo haciendo voluntariados y escuchando sus historias sobre la vida, aprendí de los monjes tibetanos que me enseñaron a encontrar mi camino hacia una felicidad eterna y duradera.

Una de las cosas que más me dio felicidad fue encontrarme con los niños hindúes cuando hacía un voluntariado en Nueva Delhi, India. El verlos correr hacia mí para abrazarme, con esa sonrisa pura y dulce y la transparencia en sus miradas queriéndome decir cuán importante era yo para ellos, tocaron lo más profundo de mi corazón. O cuando estuve en frente de 400 estudiantes africanos en un salón de clases en Nairobi, Kenia y les hablé sobre cómo luchar por los sueños y emprender proyectos de vida a partir de sus pasiones y habilidades. O cuando me encontré cara a cara, buceando con las tortugas marinas en Gili Trawagan, Indonesia. O cuando hice una caminata con dos elefantes, haciéndoles un masaje en el barro y cruzando el río en Chiang Mai, Tailandia. O cuando fui invitado a comer en una tienda con una familia musulmana de Afganistán que vivía en un campo de refugiados en Grecia, y darme cuenta como ellos, teniendo tan poco, se quitaban el pan de la boca parar dármelo a mí.

Muchos creen que soy millonario o que mis padres me giran un cheque cada mes. ¡NO! La realidad es que hay un gran esfuerzo y constancia. Ahorré durante tres años en mi anterior trabajo sin malgastar un peso, creé este emprendimiento de viajes que me permite hacer alianzas estratégicas con empresas de diferentes segmentos: aéreas, tecnología, ropa, accesorios de viajes, agencias de turismo, hoteles y restaurantes. Además con ayuda de las redes sociales pude apoyarme en amigos de todo el mundo para conocer la realidad de estos lugares y abaratar costos de estadía, alimentación y transporte. También hice trabajos de los que no me avergüenzo en lo absoluto: limpiando casas, recogiendo basuras y vendiendo luces en una calle, los cuales me enseñaron a valorar más lo que tengo. Muchas veces almorcé solo un sándwich con agua o comí una pizza sencilla distribuyéndola en dos comidas. Así logré disminuir mis gastos, haciendo más eficiente mi presupuesto y pude escalar montañas y disfrutar de maravillosos atardeceres.

La pregunta que te hago es: ¿Qué tanto estás dispuesto a hacer para alcanzar tus sueños?

El mundo no es como nos lo han pintado. SI hay que ir con cuidado y ser precavido. Pero te aseguro que el 98% de la gente es buena y está dispuesta a darte una mano. Aún no soy millonario en dinero, pero lo que si tengo es un millón de experiencias e historias para contarles a mis nietos en un futuro.

¿Que se viene luego de este viaje?

Voy a viajar por mi Colombia. ¡Será el mejor viaje de mi vida! Un viaje mucho más organizado, con apoyos corporativos, una estrategia empresarial de viajes y con un equipo de trabajo enfocado principalmente hacia el trabajo social y las conferencias de inspiración. También quiero descubrir nuevas rutas y promocionar el turismo de mi país con énfasis en esos lugares que se han visto marcados por la violencia.

Reafirmaré y le mostraré al mundo lo que somos los colombianos. La pasión y la berraquera que corre por nuestra sangre y todos los paraísos que tenemos en nuestra tierra.

https://www.instagram.com/juanitoviajero/ *

 

 

últimas noticias