Apagón en Venezuela: el país está en riesgo de quedarse un mes sin luz

hace 3 horas

La escuela de Nadal, en un paraíso de México

El Espectador estuvo presente en México en la inauguración de la segunda academia del tenista español, tras la exitosa apertura en 2016 de su sede en Manacor.

El tenista español Rafael Nadal, el día de la inauguración de su academia en el Palladium Hotel Group de Costa Mujeres, en México. EFE

La cita estaba pactada para el lunes 18 de febrero en el Palladium Hotel Group de Costa Mujeres, a treinta minutos de Cancún. Pero cuatro días antes, la mamá, Ana María Parera, ya estaba instalada en el lugar para ultimar detalles del gran evento, junto con su grupo  de trabajo. Así funciona la “dinastía” Nadal: en equipo, en familia, con la convicción de que los seres humanos y sus valores están por encima de la fama y el dinero.

Ella se ve radiante, feliz, saluda a quienes se cruzan por su camino. Y así tal cual es su hijo mayor de 32 años, Rafael Nadal Parera, sí el mismísimo campeón de 17 Grand Slam, considerado uno de los mejores tenistas de la historia y el mejor de todos los tiempos en pistas de tierra batida.

Su papá, Sebastián; su hermana María Isabel, su entrenador, Carlos Moyá, y todo su equipo técnico llegaron días después al Palladium para la inauguración del Rafa Nadal Tennis Centre, la segunda academia tras la exitosa apertura en 2016 de la sede original en  Manacor, su ciudad natal.

El prestigio de la Rafa Nadal Academy by Movistar se sustenta en una elaborada metodología diseñada por el equipo técnico que ha llevado al español a lo más alto del circuito profesional. Liderado por Toni Nadal, su tío, formador y entrenador hasta 2016, unido al equipo de instructores de la academia, forman bajo la premisa de proyectar buenos tenistas y grandes personas para la sociedad. La formación humana integral se cimenta mediante valores como esfuerzo, humildad, tolerancia, paciencia, respeto, integridad, disciplina, orden y compromiso.

Los jóvenes que se forman en Manacor en la Academia lo hacen simultáneamente en su actividad tenística como en la excelencia en los estudios. Allí se internan durante un año, combinando las dos actividades.

Tras la consolidación de este proyecto, el objetivo del español fue pensar en la expansión de su academia y justo el destino lo juntó con Abel Matutes, CEO de Palladium Hotel Group y amigo de la familia durante varios años. Y así se gestó lo que hoy es una realidad, unas instalaciones dentro del complejo del grupo hotelero con ocho pistas de tenis iluminadas, un campo de fútbol, una pista de pádel, bar-cafetería con grandes televisores, gimnasio, museo, tienda de productos premium y servicio de encordado de raquetas disponible.

“Este es un día muy importante para mí, mi familia y mi equipo. Desde hace tiempo teníamos en la cabeza la idea de expandir nuestra academia y qué mejor que en México, un lugar en el que nos sentimos cómodos. Nos pareció un proyecto innovador, de la mano de Abel Matutes y su familia, gente que conocemos hace varios años y en la que puedes confiar”, dijo Rafael Nadal, el día de la inauguración en la que El Espectador estuvo presente.

“Para nosotros es todo un placer y un orgullo tener el Rafa Nadal Tennis Centre para nuestros huéspedes del TRS Coral Hotel como del Grand Palladium Costa Mujeres Resort & Spa. Los destinos se juntaron en el desarrollo de un proyecto que nos interesaba a los dos, así que los deseos se alinearon y hoy estamos ante esta realidad”, dijo a su turno Matutes.

Las condiciones de la academia en Costa Mujeres son diferentes a las de Manacor. En el Palladium los planes de entrenamiento son más vacacionales, con programas para niños, jóvenes y adultos de tres a seis días con costos que van desde los US$175 hasta los US$900. Los entrenadores fueron formados bajo las premisas técnicas del Rafa Nadal Tennis Centre en España: movilidad, carácter ganador, mentalidad competitiva,  intensidad en el entrenamiento y en el partido, concentración, anticipación, dominio del juego, enseñar y aprender a competir.

“En el futuro la idea también es formar a los jóvenes tenistas de México. Con ese fin trabajaremos decididamente, como lo hacemos en Manacor, donde los chicos están un año entero internos, entrenando y estudiando. La idea es seguir expandiéndonos por el mundo y por eso el siguiente destino para nuestra tercera academia es Grecia”, añadió Nadal.

Nadal y Matutes luego cortaron la cinta como símbolo de la inauguración de la academia, pelotearon un par de minutos y luego los asistentes al evento tuvieron el privilegio de jugar un par de bolas con el propio Rafa y con su entrenador, Carlos Moyá.

Entre tanto, arriba, en una tribuna, la familia de Rafa, el motor de su vida, observa con orgullo un sueño más cumplido. Papá, mamá, hermana. Ana María Parera, la bella y joven madre del español, no despinta por nada su sonrisa, la misma que le vi cuatro días atrás, porque sencillamente esa es la esencia de los Nadal.

*Invitada por Palladium Hotel Group.

 

últimas noticias