Palisade, un lugar para los amantes del viejo oeste

Una tierra de 3.000 habitantes en Colorado, Estados Unidos, en la que los días transcurren en medio de viñedos, ranchos y naturaleza, les enseña a los visitantes a vivir otro tipo de turismo. El que se disfruta en silencio, se siente con el paladar y se vive sin prisa.

Las montañas de Palisade, en Colorado, les permiten a los turistas hacer actividades como senderismo y ciclismo. /iStock

Y justo cuando pensé que ya había visto los paisajes más imponentes de Colorado y conocido los destinos más inolvidables de esta región al oeste de Estados Unidos, llegué a Palisade. Un lugar muy parecido a los pueblos de los cuentos de hadas, rodeado de montañas, abundante vegetación, con cultivos de duraznos, lavanda y uvas por doquier, poseedor de inmensos ranchos, mucho silencio y demasiada calma. Considerado durante años el secreto mejor guardado de la región, pues este estado era famoso por sus espectaculares montañas y estaciones de esquí, pero no por sus viñedos, huertas y granjas.

Una de las opciones para llegar es tomar como base a Grand Junction, centro de Colorado, y disfrutar de un trayecto de tres kilómetros en bicicleta mientras se contempla el inspirador paisaje, aunque también hay recorridos en carro y vans. La bienvenida corre por cuenta de la naturaleza, variadas temperaturas que oscilan entre los 12 y 28° C a mitad de año y corrientes de aire constantes, por lo que la recomendación es vestirse por capas y usar ropa ligera y liviana.

Pese a que es un destino pequeño, cuenta con cerca de 3.000 habitantes, las opciones de turismo que ofrece son tan variadas como el visitante lo quiera: recorridos entre viñedos a bordo de una carroza, una limosina o en carro y actividades al aire libre como senderismo, ciclismo de montaña, de carretera, canotaje, picnic, rafting y pesca. Los amantes del vino pueden iniciar la visita dándole gusto al paladar, pues junto con Grand Junction es la ciudad que mayor número de viñedos tiene en Colorado y es conocida como Wine Country.

El Grande River Vineyards puede ser un buen comienzo. Está ubicado en la base de la sierra Bookcliffs, cerca del río Colorado, y en 276 hectáreas concentra casi el 80 % de las uvas que hay en el estado. Hasta 2006 fue el mayor productor de uva de Colorado, cuando sus dueños decidieron reducir el tamaño de la operación agrícola y vender la mayor parte de los viñedos a los productores de frutas locales y concentrarse en hacer un gran vino, pues para ese año la viticultura se estableció con fuerza en la zona.

Una tierra rica en minerales, luz solar intensa, el agua del río Colorado, y las noches frescas se sienten en una copa. Estando allí no puede dejar pasar la oportunidad de probar un Sauvignon Blanc, un Lavande Vin Blanc o un Viognier 2012, vinos blancos para quienes prefieren los sabores secos, frescos y refrescantes. O un Cabernet Franc, Malbec o Meritage Red, si es amante de los vinos tintos.

Pero si la cerveza es su bebida preferida, también está en el lugar correcto. Colorado es conocido como el estado de la cerveza artesanal y se vanagloria de tener operando más de 200 cervecerías comerciales. Lo que quiere decir que en cualquier ciudad o pueblo habrá pubs para refrescarse en medio del calor. En Palisade el recomendado es Red Fox Cellars. Un espacio pequeño con el ambiente ideal para disfrutar de un trago mientras juega un tipo de tejo llamado “box”.

Palisade también es un destino para la familia y los niños. Si ese es su caso, un atractivo imperdible puede ser el Palisade River Ranch. Un hospedaje creado por una pareja de esposos, en el que se alquilan cabañas con servicio de alimentación y aseo. Queda lejos del centro de Palisade, pero con una ubicación perfecta para disfrutar de actividades acuáticas o al aire libre como ciclismo, pesca, cata de vinos y recorridos en moto.

Sin duda, un destino que, aunque pocas veces está en los planes de las familias colombianas y parece quedar demasiado lejos, vale la pena visitar. Desconectarse del mundo por unos días y reencontrarse con la naturaleza y la tranquilidad son algunas de las promesas de Palisade.

 

 

*Invitación de la Oficina de Turismo de Colorado y American Airlines.