Paraíso de los enamorados

A 30 minutos de Pasto, un santuario verde llama la atención de los turistas que buscan tranquilidad y aventura.

El embarcadero de El Encano, conocido como El Puerto, se asemeja a una pequeña Venecia. /Cortesía

En el corregimiento El Encano, de la ciudad de Pasto, al suroccidente de Colombia, entre la neblina de los días más fríos y la luz de los más soleados se esconde la laguna de La Cocha, el segundo cuerpo de agua natural más grande del país, después del lago de Tota, y el primer humedal de importancia internacional dentro del convenio Ramsar en la zona andina.

Un paraíso de aves, bosques, páramos, valles y, últimamente, de enamorados, pues desde hace seis años el encanto natural, el entorno raizal y el romanticismo del ambiente hicieron de este un destino ideal para bodas y lunas de miel. “En promedio tenemos dos matrimonios al mes, generalmente son pastusos que se han ido a vivir al exterior y eligen La Cocha para casarse”, cuenta Ana María Bravo, directora del Chalet Guamuez.

Este es uno de los dos grandes hoteles que se encuentran en el lugar y que les ofrecen a sus clientes desde el hospedaje hasta la decoración. “Los precios dependen del número de invitados y del menú que soliciten, que en promedio oscila entre los $5’500.000”, agrega.

Otras actividades para hacer en este santuario, considerado por los indígenas de la zona como el segundo lugar de mayor energía después de Machu Picchu, en Perú, son el avistamiento de aves, la observación de flora y fauna representativa del páramo, los paseos en lancha a la Isla de la Corota, recorridos por senderos ecológicos, ciclomontañismo y deportes náuticos como kayak.

El auge de la actividad turística ha provocado que hoy muchas viviendas sean reservas naturales, espacios en los que los habitantes dan a conocer las prácticas agrícolas, los métodos de conservación del ecosistema, los cultivos, el agua y la crianza de animales, un motivo que hizo que en 2010 La Cocha recibiera el Premio Internacional Globo Azul, por ser una de las cinco mejores prácticas de manejo en humedales en el mundo.

Para llegar a este destino basta con tomar un vuelo hasta el aeropuerto Antonio Nariño, ubicado en el municipio de Chachagüí, a 35 km de Pasto y dirigirse vía terrestre hasta el corregimiento El Encano, en un trayecto de 40 minutos. Una vez en el lugar no queda otra opción que dejarse seducir por el predominante verde y el arrullador silencio que permite sentirse en un paraíso terrenal.

Temas relacionados

 

últimas noticias