Popayán, ciudad de historia y artesanos

La capital del Cauca celebró su talante emprendedor con una feria de artesanías que busca posicionarse en la programación cultural payanesa.

La capital del Cauca celebró su talante emprendedor con una feria de artesanías que busca posicionarse en la programación cultural payanesa. / Fabio Martínez

Entre el 3 y el 6 de noviembre, el parque Caldas de Popayán fue escenario de exposiciones artesanales y eventos culturales en la primera edición de la Feria Artesanal y Muestra de Manualidades. Tradicionalmente, las calles blancas de la capital del Cauca han atraído a cientos de turistas por la riqueza gastronómica de la ciudad, las majestuosas procesiones con las que los payaneses celebran la Semana Santa y el imponente pasado colonial que ni siquiera los desastres naturales han podido borrar de las fachadas de su centro histórico.

A sus atractivos, Popayán añade ahora una feria artesanal que busca revitalizar la economía de la ciudad, dándole un empujón al sector hotelero y contribuyendo a la formalización de pequeños empresarios que durante generaciones se han dedicado al arte manual.

Para María Lucía Castrillón, directora de Propaís y una de las responsables del evento, la feria no sólo responde al espíritu emprendedor de los payaneses, sino que además sirve para darles a los artesanos el reconocimiento y el espacio que se merecen: “los artesanos y en general las pequeñas empresas son el fuerte del sector empresarial colombiano. Generan progreso para sus comunidades y juegan un papel muy importante porque identifican a cada región con su espíritu creativo y cultural”.

En la historia de Popayán, por la que han pasado caudillos indígenas, mártires de la independencia y presidentes de la República, también abundan los casos de pequeños empresarios que gracias al trabajo duro se han convertido en insignias de la ciudad. Con 96 años y sentada en su habitación, Josefina Muñoz de Molina, conocida como doña Chepa, recuerda con una sonrisa el día en que, tras haber trabajado desde los 12 años para una familia de banqueteras, le fue encomendada la labor de preparar una cena en honor al general Rojas Pinilla.

Gracias al banquete, para el que pasó noches en vela y preparó cien pavos, doña Chepa ganó cuatro mil pesos, que en esa época fueron suficientes para empezar a pagar el lote en el que construyó su pastelería, la misma que hoy es visita obligada para los turistas y desde la cual salen los bocadillos de hojaldre que se venden como suvenir.

Detrás de la feria de artesanos que tuvo lugar a comienzos de noviembre está otro llamativo caso de emprendimiento. A lo largo de su vida, Nicolina Castro se destacó por sus tejidos y pinturas al óleo. Los habitantes de Popayán la recuerdan por haber sido responsable de abastecer y capacitar a decenas de artesanos en quienes veía representada la invaluable riqueza cultural de la región.

Nicolina falleció el primero de enero de este año, el mismo día en que su hijo, Cristian Gómez Castro, se posesionó como alcalde de la ciudad. Para él, la Feria de Artesanía y Muestra de Manualidades es la realización del sueño de su madre, quien siempre quiso un espacio que permitiera resaltar el trabajo de hombres y mujeres que, como ella, se dedicaron con esmero a producir manualidades para sostener a sus familias.

Siguiendo el espíritu emprendedor de Nicolina Castro y para declarar desde ya la ambición de consolidarse como un evento regular en la programación cultural de Popayán, esta versión de la Feria Artesanal contó con México como país invitado.

Durante la ceremonia de instalación del evento se firmó un convenio de hermanamiento entre Popayán y el municipio chiapaneco de San Cristóbal de las casas. Desde ese rincón del país centro americano se desplazó un grupo de artesanas quienes, a pesar de haber tenido un viaje tortuoso que se alargó 43 horas, exhibieron desde el primer día de la feria bordados hechos a mano y piezas de joyería adornadas con ámbar chiapaneco. Para Gloria Susana Motes de Oca, quien acompañó a las artesanas desde México, la feria representó una oportunidad inmejorable para apoyar la artesanía de su país y promover que las mujeres dedicadas al arte manual aprovechen sus conocimientos para liderar sus propias empresas.

* Invitación de Propaís

Temas relacionados

 

últimas noticias