Postal del Amazonas

Esta ciudad, que invita a explorar las maravillas de la selva, será anfitriona hoy del partido entre Camerún y Croacia.

Tres años y diez meses duró la construcción del puente sobre el río Negro para unir a Manaos con Iranduba. / 123rf

En el corazón de la selva se esconde una de las capitales más pobladas de Brasil. En medio de una vegetación exuberante se abre camino una ciudad de rascacielos, puentes y amplias vías que entran en equilibrio con un paisaje cálido y húmedo. En donde los ríos Negro y Solimões se unen con las aguas del Amazonas nace el alma de Manaos, una urbe pujante que con el paso de los años se ha transformado en el centro económico y comercial más importante de la región del norte del gigante suramericano.

Llena de color y vida, la ciudad mezcla lo mejor de sus tradiciones locales con el encanto típico de las grandes metrópolis. En el centro conserva los vestigios de su pasado colonial como antiguos monumentos y casonas que recuerdan aquella época de la fiebre del caucho que impulsó su desarrollo a finales del siglo XIX. A las afueras, los muelles son testigos del paso de grandes y pequeñas embarcaciones que se adentran en los caudales del Amazonas para explorar sus enigmas, la riqueza natural y la magia de las tribus indígenas.

Praia da Lua, una playa en forma de media luna considerada la mejor de Manaos por su arena fina y blanca, y el Jardín Botánico Adolfo Ducke, con sus senderos y paseos guiados para explorar la flora y fauna de la selva son dos de los atractivos imperdibles para quienes visiten la ciudad.

Manaos ofrece un mundo de posibilidades. Parajes como el Centro Cultural Palácio da Justiça, el Largo de São Sebastião o el mercado municipal ponen al descubierto las costumbres y la cultura agitada de sus habitantes. Asimismo, la arquitectura crea un espectáculo que enamora a quien la descubre. La noche se disfraza de bailes y trajes que retumban por las calles. Las playas blancas de agua dulce se funden con una brisa cálida, mientras el sol va cayendo y pinta el cielo de naranja. Mil postales de un destino que se acerca al paraíso.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Donde nadar con tiburones?

Aventura en los desiertos del Perú

Una aventura 4x4 por Quindío